Murió policía al que le amputaron las piernas tras ser baleado por delincuentes

Irene Ignacio
h

Un policía de 31 años fue baleado por delincuentes. Médicos de Argentina le amputaron las piernas para salvarlo, pero murió por la gravedad de sus heridas.

En Argentina, un policía que había sido atacado por asaltantes a fines de enero de este año murió por la gravedad de sus heridas. Los balazos que le dispararon los delincuentes lo habían herido gravemente en la arteria aorta y en el intestino.

Este martes se informó el deceso del policía Isaías Correa, natural de Argentina, quien había sido herido el 22 de enero por un grupo de asaltantes.

PUEDES VER “Me juró que la próxima vez me mata”: mujer denunció golpiza de expareja

El día del ataque, el efectivo policial prestaba servicio en la comisaría vecinal 7 B. Eran alrededor de las 9:30 de la noche cuando Isaías Correa esperaba su relevo de guardia cerca a su auto particular, el cual había sido estacionado en la calle Albarracín. El policía estaba en por las vías Saraza y Zañartu.

Un grupo de delincuentes se acercó en un automóvil negro. Ellos intentaron quitarle su vehículo al policía poco antes de que este culminara su horario laboral, en el parque Chacabuco. Al no conseguirlo, los ladrones terminaron disparándole a la altura del abdomen. Las balas impactaron en la arteria aorta y en su intestino.

Trascendió que los asaltantes se llevaron el arma del policía y lo abandonaron malherido en el lugar. Allí lo encontró otro efectivo policial, que lo auxilió. Lo llevó al hospital Churruca, Argentina, donde lo operaron y le extrajeron una bala del cuerpo.

Los médicos consideraron conveniente amputarle las piernas al hombre de 31 años. A pesar de la drástica medida, los profesionales de la salud no pudieron evitar que el joven policía muriera un mes más tarde.

La muerte de Isaías Correa conmovió a todo Argentina y sobre todo, a su círculo más cercano. “Nuestras condolencias para familiares, amigos y camaradas. Siempre fuiste una gran persona, con un humor increíble, con una sonrisa, siempre tan alegre y te arrebatan la vida así como si nada, la luchaste hasta lo último”, escribieron los allegados del policía, en Facebook.