Los hombres de Arabia Saudita utilizan una app para 'controlar' la vida de las mujeres

Estefany Lujan
24 Feb. 2019 | 17:35h

La app Absher pertenece al Ministerio del Interior de Arabia Saudita y "persigue" los movimientos de las mujeres. Allí una mujer está controlada por un hombre desde su nacimiento hasta la muerte.

En un reino machista la tecnología también es utilizada para someter a las mujeres. La aplicación Absher es utilizada por los varones de Arabia Saudita  para controlar los movimientos de las saudíes. Una simple app les arrebata el poder de decidir sobre sus vidas, ya que, a través de ella, sus 'tutores' pueden evitar que ellas viajen al extranjero, se matriculen en alguna escuela o renueven sus permisos de conducir.

En síntesis, las mujeres de Arabia Saudita, necesitan obtener permiso de su "guardián" para ejecutar una simple decisión. Absher facilita, mediante su cuestionable sistema de tutela masculina, la prohibición de los derechos del género femenino y restricción de sus movimientos con un simple touch.

PUEDES VER: Sujeto prendió fuego a esposa embarazada: ella murió luego de 12 días de agonía

En realidad la aplicación solo replica el régimen de tutela del varón: en Arabia Saudita una mujer nace para ser controlada por un varón durante toda su vida. La libertad les es negada desde el primer día de su existencia. 

Los hombres reciben una notificación si una mujer que dependa de ellos trata de dejar el país. Y desde la comodidad de sus celulares ellos pueden rechazar el viaje electrónicamente.

Human Rights Watch declaró al medio español ABC.es que "aplicaciones como esta pueden facilitar el abuso de derechos humanos, incluida la discriminación hacia las mujeres".

Por otra parte, algunas mujeres han usado secretamente la aplicación para modificar la configuración establecida por su "guardián" y así poder viajar, se lee en el informe del medio especializado Business Insider.

En Arabia Saudita las mujeres deben solicitar permiso para casarse, abrir una cuenta bancaria, salir de prisión tras cumplir una condena o viajar. Además, si desobedecen a sus padres pueden ser arrestadas.

La aplicación, que significa "el predicador",  pertenece al Ministerio del Interior del país y también sirve para que los ciudadanos realicen la mayor parte de sus trámites sin necesidad de apersonarse hasta una oficina gubernamental.

EE.UU., cuyas relaciones con Arabia Saudita se resintieron tras el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, se movilizó contra Absher. El senador de Oregon (EE.UU.), Ron Wyden, escribió a Tim Cook, CEO de Apple, y Sundar Pichai, CEO de Google, para que eliminen de sus tiendas dicha "app".

"Las compañías americanas no deben permitir ni facilitar el patriarcado del gobierno saudita", aseguró Wyden, que calificó de "aborrecible" el control masculino sobre la vida de la mujer en Arabia Saudita.

PUEDES VER: ONU: Latinoamérica registra la tasa más alta de feminicidios con 2,600 casos al año

La situación de "esclavitud" que padecen las sauditas cobró notoriedad mundial gracias al caso de Rahaf Mohammed al Qunun, la chica que huyó de su familia y de un matrimonio concertado y en enero obtuvo asilo en Canadá.

Amani al Ahmadi, asesora de la organización Euro-Mediterranean Human Rights Monitor, también es una de las pocas mujeres que logró huir del reino y señala que Google y Apple deberían retirar una aplicación que es "inmoral".

Absher vio la luz a mediados de 2015. Desde entonces, acumula 4.2 millones de descargas en App Store y 5 millones en Google Play, según la empresa especializada en métricas Apptopia.