Cuba prohíbe el reggaetón poniendo límites a sonidos y “ruidos”

Irene Ignacio
h

El gobierno de Cuba lanzó un polémico decreto que prohibiría el reggaetón para “proteger la cultura” y a todo material musical que utilice "expresiones vulgares”.

Cuba le estaría diciendo que no al reggaetón en espacios públicos, según lo anunciado por el presidente del Instituto Cubano de la Música (ICM), Orlando Vistel. La organización promueve nuevas normas legislativas para que las canciones “vulgares” y sexistas de diversos géneros musicales se dejen de escuchar en la radio y en la televisión.

“Ni la vulgaridad, ni la mediocridad podrán mellar la riqueza de la música cubana; para ello trabajamos coordinadamente desde las instituciones culturales”, aseguró Orlando Vistel, al ser entrevistados por el diario oficialista de Cuba, Gramma.

PUEDES VER Cuba denuncia que EEUU alista intervención militar a Venezuela desde países del Caribe

El presidente del Instituto Cubano de la Música (ICM) anunció proyectos legislativos que puedan regular las canciones en los espacios públicos. “Será de gran ayuda la instrumentación de una norma jurídica, en la que ya estamos trabajando, que deberá regir los usos públicos de la música”, explicó.

“La necesidad de poner coto a expresiones vulgares y hacer cumplir por nuestra parte lo que aprobamos en la Primera Conferencia Nacional del Partido obedece a nuestra responsabilidad de revelar y promover de manera jerárquica en todos los espacios posibles los auténticos valores de nuestra producción musical”, aseguró.

El decreto 349 publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba presentado por el Consejo de Ministros establece las “contravenciones de las regulaciones en materia de política cultural”. Como acto contra la ley se considera “la difusión de música o representación artística en las que se genere violencia con lenguaje sexista, vulgar, discriminatorio y obsceno”, de acuerdo a lo recogido en el artículo 4.1.

Orlando Vistel descartó que la tradición musical de Cuba se viera afectada, y rechazó los “textos agresivos, sexualmente explícitos, obscenos” presentes en el reggaetón y otros géneros musicales, según registró el medio citado.

Sin embargo, la decisión final quedaría registrada en la nueva Constitución de Cuba, que se someterá a una consulta popular este 24 de febrero.