Fingió el secuestro de su bebé para asesinarlo y quemarlo porque "no comía"

Luiggi Diaz
12 02 2019 | 07:11h

Así fue el escalofriante relato con el que Nakira M. Griner confesó paso a paso el crimen de su pequeño hijo ante la policía de Nueva Jersey.

La vida del pequeño Daniel Griner Jr terminó de la peor manera luego que fuera asesinado, descuartizado y quemado por su propia madre en Nueva Jersey, Estados Unidos.

Al principio, Nakira Griner dijo que un desconocido se había llevado a su hijo cuando ella lo paseaba con un cochecito en las inmediaciones de la calle Atlantic Street. Según contó inicialmente, el hombre se acercó con el fin de arrebatarle a su bebé no sin antes golpearla dos veces en el estómago y dejarla mal herida en el pavimento, sin importarle que ella tenía a otro de sus hijos entre los brazos.

PUEDES VER Hombre atraía a clientes homosexuales con su arte y luego los asesinaba

Las primeras investigaciones policiales lograron encontrar el carrito del niño y un par de zapatillas al interior, sin embargo, lo registrado por las cámaras de seguridad en el sector donde ocurrió el supuesto secuestro no correspondían a la versión de la mujer de 24 años.

Tras esto, Griner volvió a ser citada y sometida a la prueba del polígrafo donde falló a algunas de las preguntas de vital importancia en la resolución del caso. Al verse presionada por esto, cambió versión aduciendo que dejó al bebé en su cochecito en Devonshire Place "porque quería que alguien lo encontrara y lo ayudara porque nadie le creería", detalla Telemundo 51.

No obstante, los constantes contradicciones hicieron que la policía realice una revisión de la familia Griner, logrando encontrar los restos descuartizados y quemados del infante de 23 meses de edad. 

Con casi todas las pruebas en su contra, ella misma confesó que en un ataque de cólera golpeó a su bebé en el rostro y cabeza para luego hacerlo caer por las escaleras debido a que "no comía, ni me escuchaba".

PUEDES VER Hombre decapita a su pareja y lo publica en Facebook [VIDEO]

En su intento por ocultar el asesinato, Griner reveló que desmembró el cuerpo y luego lo incinero para ocultarlos en bolsas plásticas.

La madre fue detenida y enfrentará cargos por asesinato en primer grado, la profanación de restos humanos, la manipulación de pruebas en segundo grado y poner en peligro el bienestar de un menor de edad.

Video Recomendado