FERIADO 29 DE JUNIO - ¿Trabajadores del sector privado descansarán en esta fecha? PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿hay vías bloqueadas en este segundo día de protesta?

El poder militar que sostiene a Maduro ¿empieza a debilitarse?

La Republica
Redaccionlr

Presiones. The Washington Post y The New York Times coinciden en señalar la importancia del ejército en la continuidad de Maduro como presidente. Pero advierten que el alto mando militar recibe mucha presión para evaluar su apoyo al gobierno.

The Washington Post
The New York Times

El día en que Juan Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, que hizo a un lado a Nicolás Maduro y miles salieron a las calles para exigir el retorno a la democracia, no fue una fecha cualquiera. Tenía un gran significado histórico: 23 de enero, cuando hace más de 60 años las protestas derrocaron a una dictadura. Aquella vez no solo los manifestantes lograron la caída de Marcos Pérez Jiménez, el ejército se involucró con sus tanques, lo que llevó al derrocamiento del dictador, que huyó en su avión apodado La Vaca Sagrada.

Guaidó, de 35 años, esperaba que esa estrategia tuviera el mismo resultado que en 1958.

No ocurrió, ya se sabe que el alto mando militar venezolano con el ministro de Defensa Vladimir Padrino López a la cabeza le dio apoyo a Maduro, aunque la acción le sirvió al opositor el reconocimiento de EEUU y de más de 20 países.

The New York Times destaca la elección de este día para la iniciativa de Guaidó y coincide con The Washington Post en analizar el respaldo de las Fuerzas Armadas al régimen chavista de Maduro.

PUEDES VER Juan Guaidó admite que se reunió con funcionarios del régimen de Maduro

El Times indica que en entrevistas, oficiales militares en ejercicio y retirados sugieren que hay un debate más complejo en las filas, "muchos quieren que Maduro deje el poder y todavía analizan cómo podrían lograr que eso suceda".

"Algunas facciones de oficiales que han desertado dicen que planean regresar de Perú, Colombia y otros países. Comandantes militares rebeldes incluso realizaron reuniones en secreto con el gobierno de Donald Trump en 2018 para discutir los planes que tenían para intentar sacar a Maduro".

Agrega que dentro de Venezuela, las filas militares se han reducido considerablemente por la deserción de miles de soldados debido a que la hiperinflación ha hecho que sus sueldos prácticamente no tengan valor. Otros integrantes de las fuerzas armadas sugieren que quieren unirse al bando de Guaidó, pero que le temen al servicio de inteligencia.

El Times cita a Carlos Guillén Martínez, teniente del ejército que huyó del país en 2018 tras denunciar torturas de agentes de Maduro. "No es posible explicar las atrocidades que ha vivido nuestro país en los últimos veinte años", dice Guillén. Afirma que él y otros planean regresar armados si es que Maduro se mantiene en el poder este año.

Para el Post los poderosos militares pueden tener la clave de si él permanece en el poder.

"Hasta hace poco, la idea de que los militares podrían suavizar su apoyo al sistema socialista fundado por el expresidente Hugo Chávez parecía ridícula. Y los líderes militares no han mostrado señales de que en los últimos días hayan abandonado a Maduro. Pero algunos analistas dijeron que hay indicios sutiles de que las fuerzas armadas pueden, por primera vez, estar reconsiderando su firme apoyo al proyecto socialista".

PUEDES VER Despiden a periodista venezolano por informar en TV sobre las protestas en el país [VIDEO]

El Post cita a la analista Rocío San Miguel, para quien es significativo que los militares esperaran todo un día tras la dramática declaración de Guaidó para emitir una declaración. "Hay mucha presión en las fuerzas armadas", señaló.

El diario también destaca la nueva estrategia de la oposición. La Asamblea aprobó la ley de amnistía a soldados que ayuden a expulsar a Maduro del poder. Y Guaidó instó a los ciudadanos a imprimir copias de la ley y dárselas a soldados en su familia o en la calle. Dany Bahar, experto de la Brookings Institution, dice que la oposición en el pasado criticaba la lealtad de los militares al gobierno, hoy busca atraerlos.

Para el Post una de las principales fuentes de presión sobre el liderazgo militar puede ser los rangos medio e inferior, que han sufrido como el resto de la población por la hiperinflación y la escasez de alimentos y medicinas. "Las deserciones militares se han disparado y ha habido signos de rebelión a pequeña escala".

Según el Times el llamado de Guaidó a los militares sí parece estar teniendo efecto. "Un grupo de soldados publicó videos en línea en los que le juraban lealtad al opositor... Tras eso se suscitaron enfrentamientos en una base de Caracas, poco antes de que el gobierno dijera que había controlado una rebelión".

En cifras

1.200 generales tiene Venezuela. 365.000 soldados. 9 de 32 ministerios ocupan los militares. Dirigen PDVSA.

- 4.300 efectivos desertaron de Guardia Nacional en 2018. 10.000 pidieron baja desde 2015, según una ONG.

“Romper con el ejército te hace vulnerable”

- El Post destaca la larga historia de activismo político del ejército en Venezuela. "Cuando Chávez llegó al poder, trató de atraer a los militares a su movimiento socialista. Aumentó la capacitación ideológica, purgó a oficiales superiores, promovió a los leales e involucró a los soldados en proyectos de su gobierno, desde la distribución de alimentos hasta la gestión de PDVSA. Maduro se volvió aún más dependiente del apoyo militar. Los analistas dijeron que los oficiales de alto rango podían enriquecerse en actividades corruptas, incluido el tráfico de drogas. 'Romper con el régimen significa que eres vulnerable a ser arrestado y posiblemente extraditado'".