El sorprendente cambio de exfisicoluturista que reemplazó la comida por orina

El exfisicoluturista canadiense John DePass afirmó que el beber orina a diario lo hizo superar un problema de salud y mejoró su calidad de vida.

El exfisicoluturista canadiense John DePass afirmó que el beber orina a diario lo hizo superar un problema de salud y mejoró su calidad de vida.

John DePass, un excampeón de fisicoculturismo y entrenador profesional canadiense, sorprendió al mundo asegurando que, gracias a beber su propia orina y reemplazarla por la comida común desde hace tres años, ha superado un dolor crónico que lo aquejaba durante sus años como deportista.

Este hombre de 46 años representó a Canadá en el concurso Mister Universo en 1994 y en 1997 ganó el Campeonato de Culturismo de Norteamérica para pesos medios. Sin embargo, los dolores que lo aquejaban lo obligaron a dejar el deporte profesional y a cambiar su rutina de alimentos.

"Hace un par de años comencé a reducir el consumo de carne y noté cambios de inmediato. El dolor se redujo en un día o dos. Dormí mejor, me sentí mejor. Mi cuerpo ahora es más vivo, energético, vibrante. Puedo comunicarme mejor, puedo expresarme mejor. Soy más consciente y duermo mejor. Puedo respirar más profundamente".

"He estado experimentando con orina durante los últimos dos años y eso ha aumentado considerablemente mi nivel de vida durante los últimos seis meses", precisó John DePass en declaraciones para el Daily Mail, en declaraciones que han causado gran sorpresa por la inusual dieta.

"Los viernes tengo fruta y un batido, luego los sábados añadolas verduras. Los domingos trato de comer carne y pasta, arroz o papas. A veces también como galletas o helados veganos para el postre", señaló. Pero luego inicia un ayuno que solo se quiebra cuando toma su orina.

Aunque pasó de ingerir 5000 calorías diarias a menos de 3000 por semana, este deportista afirma que ha perdido alrededor de 14 kilogramos y se siente mejor que nunca. Además, su esposa ha superado ha aceptado su costumbre pues asegura que la orina ha beneficiado su vida.

“Podemos beneficiarnos de los anticuerpos presentes en la orina para ayudar al sistema inmunológico y al proceso digestión. La orina tiene nutrientes de calidad para nuestro cuerpo, proporciona aminoácidos, vitaminas y minerales, con lo cual nos sentimos mejor y respirar más profundamente", finalizó.

Aunque científicos aseguran que no existen pruebas de que resulte beneficioso beber orina, una práctica que se ha popularizado en Estados Unidos. De hecho, algunos médicos alertan que ingerirla y acumular de desechos tóxicos puede provocar efectos similares a los de la insuficiencia renal.

fisicoculturista

El cambio radical en el cuerpo de John DePass.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO