Presidente de Filipinas pide que Iglesia católica deje a sus sacerdotes "tener novios"

"Deben suspender el celibato y permitirles tener novios", dijo Rodrigo Duterte, líder de Filipinas, sobre los representantes de la Iglesia católica.

"Deben suspender el celibato y permitirles tener novios", dijo Rodrigo Duterte, líder de Filipinas, sobre los representantes de la Iglesia católica.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, volvió a arremeter contra la Iglesia católica. Esta vez tuvo fuertes calificativos contra sus sacerdotes a quien los tildó de homosexuales. El mandatario se animó hasta de proponer una solución para que dicha institución religiosa deje atrás los escándalos de abuso sexual.

Hace tiempo atrás, el mandatario filipino había confesado que durante una etapa en su vida fue acosado por un sacerdote. Esto lo habría motivado a afirmar que la “mayoría de ellos son homosexuales”, por lo que recomendó al Vaticano a abolir el celibato.

“Deben salir a la luz, suspender el celibato y permitirles tener novios”, dijo el presidente Rodrigo Duterte en información recogida por la cadena Reuters. Ya en varias oportunidades el primer mandatario de Filipinas se mostró a favor de las relaciones abiertas entre las personas del mismo sexo.

Pese a que el Vaticano adoptó la política del celibato clerical en el Segundo Concilio Lateranense en 1139, para Duterte esto no hace más que reprimir tendencias homosexuales entre los integrantes de la Iglesia católica y desencadenar escándalos de abuso sexual. “El 90 % de los sacerdotes son homosexuales”, reiteró.

En muchas oportunidades los representantes de la Iglesia Católica en Filipinas intentaron quedar en buenos acuerdos con el presidente Rodrigo Duterte. Sin embargo, parece que eso es lo que menos le importa al polémico mandatario.

Según informó Reuters, el mismo presidente Rodrigo Duterte pidió a sus ciudadanos que roben y si es necesario que incluso maten a los líderes católicos de su país: “Cuando un obispo pasa, organiza un atraco porque tiene mucho dinero, ese hij... Matar a todos esos obispos allí. Son inútiles”

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO