Niñera mató a golpes a bebé de 2 meses, la disfrazó y entregó a su madre diciendo que estaba dormida

Estefany Lujan
h

Marissa Tietsort enfrenta los cargos de homicidio intencional. Ante tribunal de EE.UU. dijo “no soy un monstruo”, pero fue a un McDonals con el cadáver de la bebé envuelto en un abrigo.

“No soy un monstruo. Soy una gran madre”, así se defendió Marissa Tietsort (28) de los cargos de homicidio intencional luego de asesinar a golpes a una bebé de dos meses. El hecho conmocionó la localidad de Wasau, en Estados Unidos, porque la asesina disfrazó a la bebé con un grueso abrigo, le colocó un sombrero que tapara sus ojos y entregó el cadáver a su madre.

Marissa Tietsort  colocó el cadáver de la bebé fingiendo que la menor dormía en el asiento para bebés del auto de su madre. Jamás le dijo que los golpes que le propinó en la cabeza desencadenaron el deceso de la infante en agosto del 2018. 

PUEDES VER: Maltrato infantil: colocan chupón con cinta adhesiva a bebé que no dejaba de llorar

Luego, la madre detuvo su coche en una lavandería porque notó que las piernas de la bebé estaban rígidas y cuando quiso sacar a la bebé se dio cuenta de la verdad: su hija estaba muerta. Ella entró en crisis porque creyó que su muerte ocurrió cuando ella ya estaba bajo su cuidado así que trató de brindarle los primeros auxilios. 

Según revelaron las pesquisas policiales, la niñera "le puso al lactante un sombrero sobre los ojos para que la madre no se diera cuenta de que su hijo estaba muerto".

Marissa Tietsort es madre de cinco hijos, actualmente está embarazada y tiene historial de abusos contra menores de edad. Ella ya enfrentaba un cargo criminal por agresiones tras cuidar a un pequeño de once meses.

Los padres de la bebé fallecida Megan Royce y Dylan Baum, señalaron que conocieron a la asesina de su hija desde hace un año, ya que la mujer era amiga de un conocido de ella. 

Marissa Tietsort se convirtió en sospechoso de la muerte de la niña de dos meses aproximadamente una semana después de que se presentaran los cargos en el caso de octubre, informó el Wausau Daily Herald.

PUEDES VER: Bebé de seis meses se ahogó mientras su madre se entretuvo en Facebook

Se ha informado que al menos dos niños bajo su cuidado también han sido llevados al hospital con hemorragias cerebrales. 

Todos los niños formaban parte de la guardería sin licencia que funcionaba bajo la batuta de Marissa  Tietsort, que ella había estado saliendo de su casa, ubicada en la cuadra 3600 de North Sixth Avenue en Wausau.

La homicida ha solicitado una reducción de su fianza y denuncia que en prisión no recibe un cuidado prenatal adecuado. Por ello, escribió una carta a la jueza Jill Falstad suplicando que revisara su caso antes de su audiencia de fianza realizada el 3 de enero.

"No soy una amenaza para la sociedad o un monstruo", escribió Tietsort a Falstad. "Soy una gran madre y amo a todos mis hijos".

Ella aún no recibe respuesta alguna.