Tailandia es el primer país de Asia que legaliza el consumo de marihuana para fines medicinales

La Republica
Estefany Lujan

“Este es un regalo de Año Nuevo de la Asamblea Legislativa Nacional al gobierno y al pueblo tailandés”, manifestó un legislador que votó a favor de la legalización de la marihuana en Tailandia.

Tailandia se convierte en el primer país de Asia en legalizar el consumo y el cultivo de la marihuana para fines medicinales. Este martes, la enmienda presentada por el Gobierno a la ley de Estupefacientes de 1979 fue aprobada con 166 votos a favor y 13 abstenciones de los diputados del legislativo elegido a dedo por la junta militar en el poder desde el golpe de Estado de 2014.

De esta forma, queda legalizada la producción, importación, exportación, posesión y uso de marihuana. También se legalizó la utilización del kraton, una planta de la familia del café que se utiliza con objetivos analgésicos, a pesar de que la DEA la incluyó en la categoría de drogas como la heroína, el LSD o el éxtasis.

PUEDES VER: Tailandia se convertirá en el primer país asiático en legalizar el matrimonio igualitario

Así, Tailandia se une a Canadá, Uruguay, Australia, México, Brasil y algunos estados de EE. UU., países donde se permite el cultivo y consumo de marihuana.

La reforma estipula que la posesión de las dos sustancias será legal en cantidades necesarias para tratamientos junto a una prescripción o certificado emitido por médicos, dentistas o especialistas de medicina tradicional e indígena.

El presidente del comité que ha redactado el proyecto, Somchai Sawangkarn, ha destacado tras la votación que «es un regalo de Año Nuevo del Parlamento al Gobierno y el pueblo tailandés», tal y como informa la agencia de noticias Reuters.

PUEDES VER: Mike Tyson y su ambicioso sueño como productor de marihuana

Legalización de la marihuana y el kraton en una región dura en políticas antidrogas

Las licencias para producción,  importación, exportación, posesión y uso de marihuana solo serán entregadas por las autoridades y cualquier persona que viole estos términos se expondrá a una pena de entre cinco y 15 años de cárcel y una multa de hasta un millón de baht (cerca de 26.900 euros).

Tailandia ilegalizó la marihuana en 1935 y hasta ahora se castigaba con hasta cinco años de cárcel la posesión o transporte de hasta diez kilos, mientras que con cantidades superiores las penas ascendían hasta quince años de prisión.