Navidad: los niños de Islandia celebran la Nochebuena leyendo

Irene Ignacio

@larepublica_pe

23 Dic 2018 | 23:50 h
La Republica

Las familias de Islandia, el país en el que prácticamente no existe el analfabetismo, acostumbran regalarse libros el día de Navidad. La tradición es leer después de la cena.

Navidad es época de tradiciones. Estas se manifiestan a través de la cena, la decoración de la casa o el vecindario, los villancicos, las compras y también de los regalos. En Islandia, los libros marcan la agenda decembrina, pues son infalibles como presente en la Nochebuena.

El día de Navidad, después de cenar abren los regalos. Estos suelen ser libros, que padres e hijos devoran durante el resto de la fiesta decembrina. Este hecho es conocido por las editoriales de Islandia, que presentan mayor cantidad de títulos durante los últimos tres meses antes de Nochebuena, a este fenómeno, los islandeses lo llaman Jólabókaflóð o ‘aluvión de libros de Navidad’.

PUEDES VER Navidad: así es el colosal nacimiento de arena de 720 toneladas en Vaticano [VIDEO]

La costumbre habría iniciado durante la Segunda Guerra Mundial. Debido a que se restringían las importaciones mientras durara el conflicto bélico, los ciudadanos de Islandia comenzaron a regalar los libros que se imprimían en el país en Navidad.

Esta relación entre los islandeses y la lectura, le ha valido un reconocimiento internacional. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) bautizó a la capital de Islandia como la ciudad de la literatura en el 2003. Para difundir más las obras literarias, el gobierno instaló bancos públicos, donde se pueden descargar audiolibros.

Otras tradiciones de Islandia en diciembre son la de los trece viejitos navideños y la bota de los regalos. En vísperas de Navidad, trece hombrecillos o troles bajaban de las montañas para hacer travesuras. La leyenda contaba que ellos robarían los objetos más preciados de los niños. Actualmente, los pequeños del hogar dejan una gran bota desde el 12 al 24 de diciembre para que los personajes dejen sus obsequios, si es que se han ‘portado bien’ durante todo el año.

También acostumbran comprar los regalos el 23 de diciembre y estrenar algo en Nochebuena.