Niño con asperger intentó suicidarse y ahora es un genio matemático

Irene Ignacio
h

Alex Atkins nació con el síndrome de Asperger pero no fue diagnosticado en Reino Unido. A los diez años, pensó en quitarse la vida por problemas en su colegio.

En Reino Unido, una madre recibió hace once años la noticia de que su hijo fue encontrado en el tejado de la escuela, porque había intentado lanzarse al vacío para acabar con su vida. Era 1997, y la familia de Alex Atkins todavía no había descubierto qué significaba síndrome de Asperger. Él sería diagnosticado formalmente con la enfermedad a los 20 años.

Anne Atkins, la mamá del niño de diez años que había intentado suicidarse, había hablado con el profesor del centro educativo de Reino Unido días antes. Notaba a su hijo muy triste. Pero la plana docente y la administrativa del colegio, ignoró sus pedidos de apoyo. Ella se había dado cuenta por el descenso de sus calificaciones. “Pero Alex está bien”, dijo uno de sus profesores según Daily Mail. “Siempre se ve tan feliz”, afirmó.

PUEDES VER A 40 años de la Masacre de Jonestown, el mayor suicidio colectivo de la historia

El niño fue rescatado del tejado y enviado a casa. Anne comentó que su hijo, Alex Atkins, parecía haber encarado el tema del suicidio de una forma lógica. Él era el único niño que sus maestros regañaban, él era el que tenía dificultades para integrarse a los demás. En conclusión, para el pequeño de diez años, él debía ser el problema. Sin embargo, según su madre, Alex era muy racional. Calculó las dificultades que tendría si saltaba y se quedaba lisiado. Volverían a acosarlo y tendría más dificultades. Además, su familia lo extrañaría.

Alex Atkins logró ingresar a Cambridge, una prestigiosa universidad de Reino Unido. A pesar de eso, no logró concluir sus estudios. Posteriormente ingresó a Bristol, lugar en el que se adaptaron a no condicionarle el tiempo. Ahora trabaja en Goldman Sachs y es considerado uno de los mejores en el campo de las matemáticas.

Al mirar atrás, su madre se pregunta si los que tenían dificultad para integrarse e integrar el mundo de su hijo no serían los mismos profesores de Reino Unido que no vieron el grado de infelicidad que rodeaba al niño con síndrome de Asperger.