Papa Francisco expulsa a dos obispos chilenos por abuso sexual a menores

El papa expulsó de la Iglesia a José Francisco Cox y Marco Órdenes Fernández, quienes se habían retirado a Alemania y Perú, respectivamente.

El papa expulsó de la Iglesia a José Francisco Cox y Marco Órdenes Fernández, quienes se habían retirado a Alemania y Perú, respectivamente.

El papa Francisco expulsó a los obispos chilenos José Francisco Cox y a Marco Antonio Órdenes de la Iglesia católica por acusaciones de abuso sexual contra menores de edad. Francisco Cox, de 85 años, se había desempeñado como responsable de La Serena y Órdenes Fernández, de 54 años, era responsable de guiar las almas de Iquique.

“La decisión fue tomada por el papa Francisco el 11 de octubre y no admite recurso”, aseguró el Vaticano en un comunicado. La medida tomada por el papa de separar a los dos obispos chilenos de la Iglesia católica obedece a la investigación realizada por la congregación para la Doctrina de la Fe y no puede ser apelada.

José Francisco Cox fue acusado de abuso sexual en Chile y se retiró en el 2002 a Alemania. Él fue conminado por la Iglesia católica a llevar una vida de “silencio, oración y penitencia” y se instaló en Vallendar. Sin embargo, se conoció de un nuevo caso ocurrido en el país europeo. Por esta razón, el papa Francisco decidió expulsarlo del sacerdocio definitivamente.

Por su parte, Marco Órdenes Fernández, el que fuera el obispo más joven en la historia de Chile, renunció a la Iglesia en el 2012 por acusaciones de abuso sexual. En ese entonces se retiró a Perú. Sin embargo, a inicios del 2018 un juzgado chileno absolvió al exobispo de una acusación de violación a un menor de edad. El Sumo Pontífice lo expulsó por una investigación interna.

Estas expulsiones se unen a las de los sacerdotes Fernando Karadima Fariña y Cristián Prech. De esta manera, el papa Francisco aplica una política de no tolerancia al abuso sexual en el seno de la Iglesia católica.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO