Denunció secuestro de su hijo, pero la verdad era más cruel de lo que parecía

En Venezuela. Una mujer, al parecer angustiada, llegó a su casa informándole a sus familiares que habían secuestrado a su hijo. Lo que no sabían es que ella ocultaba una terrible verdad. 

En Venezuela. Una mujer, al parecer angustiada, llegó a su casa informándole a sus familiares que habían secuestrado a su hijo. Lo que no sabían es que ella ocultaba una terrible verdad. 

Un niño de dos años fue abandonado dentro de una caja en una urbanización del este de Caracas, en Venezuela, el día de ayer. Actualmente está bajo resguardo de las autoridades venezolanas.

Vecinos de la urbanización El Marqués, en el municipio caraqueño de Sucre, en Venezuela, notificaron a la policía local sobre el hallazgo del niño dentro de una caja en la entrada de uno de los edificios.

Una fuente de la Policía de Sucre dijo que el hecho se reportó a las 13.40 horas locales y que el infante fue puesto "en resguardo" del "consejero de protección" que establece en estos casos la Ley Orgánica de Protección al Niño, Niña y Adolescente (Lopnna), vigente en Venezuela.

Otra persona que pudo ver al niño dijo, bajo anonimato, que el menor luce saludable, pero parecía que "como si estuviera en shock".

En una foto que circula en redes sociales se observa al pequeño de pie todavía dentro de la caja y con una galleta.

Por las crisis económica, política y social que vive hoy en día Venezuela, casas de abrigo, a diario, reciben a niños que han quedado desamparados después de que sus padres emigraran a otro país a buscar nuevas formas de ingresos y los dejaran a cargo de personas que no pueden mantenerlos.

Luego de un día, la responsable del abandono del menor, apareció. Jarubi del Valle Viloria de 23 años, no es la primera vez que lo hace, puesto que la misma tiene tres hijos más, y a uno de ellos lo regaló a un familiar, luego de un cumplir un año de edad.

Vale destacar que Viloria llamó a su mamá diciéndole que le había robado al niño en el Metro de Caracas (subterráneo) y no sabía dónde se podía encontrar.

La angustia y el desesperó reinó en la familia de Jarubi, reveló el hermano de la mujer, por lo que comenzaron a denunciar por redes sociales, a la comisaría y a llamar a amigos y allegados para reportar la desaparición del menor.

Eran las 2 de la tarde cuando la mujer llegó a su casa y explicó que su expareja le había arrebatado al niño, pero luego volvió a salir y a las 7 de la noche entró una llamada para informar que Jarubi había sido detenida.

La madre del pequeño de dos años fue llevada a dar declaraciones, mientras que el padre del pequeño es buscado por las autoridades.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO