Piñera celebra y Evo advierte que mantiene su lucha por el mar

La Republica
Publicidad

La Haya. La Corte Interamericana de Justicia rechazó por 12 votos a favor y 3 en contra que Chile esté obligada jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico.

EFE

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó hoy que la Corte de La Haya "ha hecho justicia" al rechazar la demanda marítima de Bolivia y tendió una mano al Gobierno de Evo Morales para colaborar y dialogar en los temas de interés bilateral.

"La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya ha hecho  justicia y ha puesto las cosas en su lugar estableciendo de forma clara y categórica que Chile nunca ha tenido, tampoco tiene, ni ha incumplido ninguna obligación en materia de derecho internacional", dijo Piñera en una declaración en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

PUEDES VER La Haya: el baile de Sebastián Piñera y el rostro caído de Evo Morales

El mandatario consideró que la demanda boliviana "nunca tuvo ningún sustento" y acusó a Morales de haber creado "falsas expectativas" a su pueblo.

El presidente chileno consideró que su par boliviano ha generado "grandes frustraciones" a los ciudadanos de su país y ha "hecho perder cinco valiosos años" en las "sanas y necesarias" relaciones que ambos países deben tener.

Piñera subrayó que, pese a la "gran victoria" en la Corte de La Haya, Chile no va a caer en "actitudes soberbias y pequeñeces", aunque emplazó al Gobierno boliviano a leer "con atención" el fallo y a no persistir en su reclamo.

"Hay muchos en Bolivia que han dicho que esta causa va a continuar. Si Bolivia insiste en ese camino de pretender por otras vías acceder a territorio, mar o soberanía chilena, no hay nada que conversar con Bolivia", advirtió.

"Irrenunciable"

"Pese a este rechazo, el derecho de Bolivia al acceso soberano sigue vigente, es irrenunciable, será siempre irrenunciable", proclamó el presidente en ejercicio de Bolivia, Álvaro García Linera, en una comparecencia en la sede del Gobierno boliviano en La Paz.

García Linera, presidente en ejercicio al encontrarse en La Haya el jefe de Estado, Evo Morales, compareció ante los medios tras una reunión extraordinaria del gabinete de Gobierno para seguir el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

PUEDES VER Fallo de La Haya: ¿Cuáles serían los efectos económicos en Bolivia y Chile?

Lado positivo

El vicepresidente de Bolivia reconoció la tristeza por la sentencia del tribunal de Justicia de Naciones Unidas, que determinó que Chile no está obligado a negociar, en contra de lo que pedía Bolivia, pero valoró una serie de aspectos en "positivo".

Al respecto, destacó que la Corte citó en su fallo que Bolivia nació como país con unos cuatrocientos kilómetros de costa, que luego perdió en 1879 en una guerra con Chile, y que el tratado de 1904 firmado por ambos países tras aquel conflicto "no ha resuelto todos los temas pendientes", como el acceso al mar.

Aunque la sentencia "cierra una puerta", a juicio del Ejecutivo boliviano abre otras al invocar "mecanismos y procedimientos de Naciones Unidas" para la solución pacífica de conflictos entre Estados, añadió.

PUEDES VER Piñera: “Chile ha tenido una gran victoria y no hay nada que conversar con Bolivia”

Debe reconocer

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile, Pablo Vidal, afirmó hoy que el presidente de Bolivia, Evo Morales, tiene que "reconocer que ha perdido en la Corte Internacional de Justicia lo que demandó" e iniciar a partir de mañana una nueva etapa.

"Yo insto al presidente Morales a bajar la animadversión en contra de nuestro país. Nuestro pueblo es un pueblo que le gusta el diálogo y la democracia y que está pensando en el futuro. Tenemos tremendas oportunidades de integración energética, cultural", enfatizó el diputado Vidal. 

La clave

- El presidente Evo Morales dijo que su país "nunca va a renunciar" a su aspiración a acceder al océano Pacífico debido a "su enclaustramiento", y valoró de forma positiva que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) haya "invocado" a Chile a continuar con el diálogo. En la decisión del tribunal, dijo Evo, "no hay una obligación de negociar, pero hay una invocación a seguir continuando con el diálogo", algo que interesa "no solamente a estos dos países", sino a "la región".