Amantes piden Uber para ir a hotel sin sospechar que el chofer era esposo de ella

Irene Ignacio

La Republica

El truculento suceso ocurrió en Colombia. El esposo de ella se convirtió en conductor de Uber para cubrir los gastos del hogar; sin embargo, terminó descubriendo la infidelidad.

Un hombre, apurado por reunir el dinero de los gastos mensuales se llevó una amarga sorpresa cuando decidió trabajar como taxista en Uber. Él descubrió la infidelidad de su esposa, Yeimi. Ella lo engañaba con un comerciante desde hace un año. Para mantener su aventura en secreto, Jesús Barrios y Yeimi tomaban todo tipo de precauciones. La pareja de amantes se encontraba en Barranquilla y desde allí tomaban un taxi que los llevara otra ciudad de Colombia, donde nadie los conociera. De esa manera podían ingresar libremente a un hotel. 

Leonardo, el marido de Yeimi, se enteró de que estaba siendo engañado cuando los amantes decidieron ir a un motel en Santa Marta desde Barranquilla y pidieron un Uber. Ellos verificaron la identidad del chofer con la información que les brindó el aplicativo de transporte. Sin embargo, fueron sorprendidos por una persona que no esperaban, ya que el conductor del taxi resultó ser una persona que Yeimi conocía muy bien.

PUEDES VER Hombre demandó a clínica por permitir que su esposa cambie su esperma

Debido a que Jesús y Yeimi no contaban con vehículo propio y no podían arriesgarse a que alguien los viera juntos en Barranquilla, llamaron a la línea de Uber, para alquilar los servicios de un taxi. La pareja tomó sus precauciones. Ellos verificaron el perfil del conductor de Colombia y corroboraron que no conocía a ninguno de los dos.

Cuando Jeimi y Jesús subieron al vehículo, se dieron con la sorpresa de que el conductor no era el hombre que la aplicación de Uber había detallado. El que estaba al volante era el esposo de la mujer. Una breve mirada al espejo había bastado para que Leonardo se diera cuenta que la pareja de amantes que había solicitado ir a un hotel eran su esposa y otro hombre. Acto seguido, se armó un escándalo en medio de la calle, ya que el chofer le reclamó la infidelidad a su esposa.

Trascendió que Leonardo, esposo de Yeimi, no tenía dinero para cubrir los gastos del mes, por lo que le habría pedido a un amigo para reemplazarlo como conductor de Uber, a pesar de que él no trabajaba como taxista. El amigo aceptó, sin sospechar lo que Leonardo descubriría al realizar un servicio con la plataforma en Colombia

El caso rebasó los límites de Colombia y se ha hecho conocido a tarvés de las redes sociales, donde los usuarios han comentado la semejanza de esta anécdota con una canción popular en Latinoamérica, pero en "versión Uber".

Este tipo de casos no son ajenos para los usuarios de Uber. En marzo del año pasado, una usuaria que trabajaba como conductora de la plataforma se enteró de las infidelidades de su novio cuando llevó a la amante de él hasta la vivienda de quien era su pareja.