Su bebé murió decapitado por negligencia médica y doctora queda libre

Irene Ignacio
27 Sep. 2018 | 04:33h

Le practicaron un parto natural en vez de cesárea y su bebé murió decapitado. La médica que la atendió no puede ser acusada penalmente según ley.

En Reino Unido, Escocia, una negligencia médica le quitó a su bebé. La doctora Vaishnavy Laxman, tras 24 horas de trabajo sin descanso, hizo que Laura Gallazzi pujara para dar a luz a su bebé de forma natural, sin tomar en cuenta que la embarazada necesitaba ser intervenida con una cesárea de emergencia.

Sin embargo, a pesar de haberse establecido la responsabilidad de la doctora Vaishnavy Laxman, Laura Gallazzi no podrá iniciar ninguna acusación penal contra ella. Como no llegó a nacer, ni pudo respirar, no es considerado una persona según las leyes de Escocia. La mujer ha iniciado una lucha para cambiar las leyes en Reino Unido.

PUEDES VER En Escocia bebé prematuro fue decapitado por negligencia de doctora [FOTOS]

Laura Gallazzi, que entonces tenía 30 años, tenía 25 semanas de embarazo cuando se le rompió la fuente. La llevaron de urgencia al hospital de Reino Unido. Ella estaba preparada para un trabajo de cesárea. Los médicos del centro de salud le informaron que el bebé estaba bien y ella permaneció en el hospital. Tres días después la llevaron a la sala para empezar el parto porque el cordón umbilical salía de su interior. Vaishnavy Laxman, la doctora, le decía que pujara.

El parto provocado sin que ella dilatara hizo que la cabeza del bebé se enredara con el cordón umbilical que estaba fuera y lo decapitara. El cuerpecito pudo salir pero la cabeza quedó dentro del cuerpo de su madre. Los médicos la sedaron y realizaron una cesárea para sacar los restos del cuerpo de su interior. Cuando Laura Gallazzi despertó, le informaron que su bebé había muerto. Una de las doctoras del centro de salud le dijo que había sido decapitado durante el parto. Luego le mostraron a su bebé, cuya cabeza había sido cosida al cuerpo.

El caso de Laura Gallazzi se llevó de las salas del hospital a la Justicia de Reino Unido. En mayo del 2018, después de dos años y medio, un tribunal médico estableció que realizar un parto natural en vez de una cesárea fue una negligencia médica y fue lo que ocasionó la muerte del bebé. A pesar de ello las leyes de Reino Unido no permiten acusar a la doctora. Laura Gallazzi se presentó en los medios de comunicación locales con el fin de impulsar una ley que cambie ese panorama.