Argentina: curandero que recaudaba 10 mil dólares diarios violó niña

Raúl Donato Guerreño fue condenado por violación a una menor de edad en Argentina. El popular sanador manejaba un imperio millonario.

Raúl Donato Guerreño fue condenado por violación a una menor de edad en Argentina. El popular sanador manejaba un imperio millonario.

En Argentina, el millonario curandero Raúl Donato Guerreño fue condenado esta semana por la violación a una niña de 11 años. Conocido como “maestro Raúl”, había engañado a la madre de la menor, diciéndole que su hija tenía dones de curación. Con el consentimiento de la madre, él la presentaba a la pequeña ante los demás como su sucesora. La madre, una mujer humilde que tenía problemas del corazón, sorprendió al curandero a punto de violar a su niña. él estaba desnudo, en una cama, encima de la menor, próximo al altar del “Gauchito gil”, un santo pagano de su iglesia.

Al realizar las investigaciones, la policía de Argentina conversó con la menor. Esa no era la primera vez que había abusado sexualmente de ella, sino que lo hacía desde hace dos años. El “maestro Raúl” le había dicho a la niña de 11 años que le trasmitiría sus poderes de esa manera, manteniendo relaciones sexuales. Este miércoles fue condenado a 16 años de prisión efectiva.

Raúl Donato Guerreño, de 57 años, era bien conocido en el interior de Buenos Aires. Fundó una iglesia pagana, que adoraba al “Gauchito gil”. Hizo creer a sus fieles que tenía poderes de sanación. Después de que la madre de la menor abusada lo denunciara, la policía intervino su casa, donde encontró registros de sus millonarios ingresos. Raúl Guerreño se había instalado en una quinta, donde cobraba un pago voluntario a los fieles que querían acercarse a él para que los curara. 

Hasta hace dos años, el “maestro Raúl” ganaba diariamente alrededor de 500 mil pesos argentinos, poco más de 10 mil dólares americanos. El curandero no solo recibía dinero, sino también bienes inmuebles y mano de obra gratuita basada en la fe que inspiraban sus supuestos poderes de sanación. Parte de ese dinero servía para conseguir protección y pagar a falsos testigos en Argentina. De esa manera, la fama de ese hombre como curandero milagroso se sostenía.

Según la investigación de la policía de Argentina, hubo una denuncia anterior por abuso sexual a una adolescente de 13 años. La justicia argentina no pudo constatar que él era el “maestro Raúl” y el caso fue desestimado. Además, cuando la policía lo detuvo esta semana, Donato Guerreño les ofreció dinero para alterar la escena.
 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO