El servicio de inteligencia de Nicolás Maduro arresta a tres periodistas extranjeros

En la frontera entre Colombia y Venezuela, una periodista argentina y sus dos colegas británicos fueron víctimas de una detención arbitraria del régimen de Nicolás Maduro.
 

En la frontera entre Colombia y Venezuela, una periodista argentina y sus dos colegas británicos fueron víctimas de una detención arbitraria del régimen de Nicolás Maduro.
 

Tensión internacional. El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) del régimen de Nicolás Maduro realizó la detención de tres periodistas extranjeros. Ellos realizaban una cobertura en la frontera de Colombia y Venezuela, específicamente en el municipio venezolano de Guajira, el epicentro mismo del histórico éxodo venezolano.

Lo más paradójico del caso es que los periodistas víctimas de la detención no se hallaban cubriendo los estragos de la crisis en Venezuela. Los periodistas detenidos han sido identificados como la productora argentina  Laura Saravia y sus colegas británicos Dan Rivers y Barney Green. Todos ellos fueron trasladados a la unidad del Sebin en Maracaibo.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) señaló que los periodistas permanecían en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Maracaibo, capital de Zulia, luego de ser trasladados desde la frontera por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

El SNTP agregó que los trabajadores de prensa se encontraban en Venezuela desde hacía tres días "haciendo reportajes sobre turismo", y si bien no precisó para qué medio trabajan, en las redes sociales de los cronistas consta que prestan servicios a la televisora británica Independent Television News (ITN).

La Cancillería británica y la embajada del Reino Unido en Caracas, trabajan contrarreloj para que el Sebin explique por qué los detuvo y los libere de inmediato. Mientras que la Cancillería argentina exige la liberación de Saravia y la institución confirma que se halla"realizando gestiones" por la liberación de la cronista. 

Al pedido de liberación se suma la ONG Espacio Público, organización dedicada a la protección del derecho a la libre expresión.

Entre los abusos cometidos por el Sebin también se halla el hecho del secuestro de sus elementos de trabajo como cámaras, ordenadores, micrófonos y teléfonos celulares.

Los tres periodistas pertenecen a la cadena británica ITN (Independent Television News) y al momento de la detención intentaban regresar a territorio colombiano luego de dos días de trabajo en la frontera. 

Anteriormente, el SNTP y Espacio Público ya denunciaron casos de periodistas extranjeros que fueron deportados en años recientes por las autoridades venezolanas al no contar con permisos para desempeñar su oficio en el país. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO