Chile: creyó que era su hijo por error en examen de paternidad

Un chileno asumió su paternidad por 5 meses. Al realizarse otro examen de ADN descubrió que no era el padre biológico.

Un chileno asumió su paternidad por 5 meses. Al realizarse otro examen de ADN descubrió que no era el padre biológico.

En Chile, un hombre demandó al laboratorio que lo convirtió en padre por error. En enero de este año, la expareja del ingeniero chileno le comunicó que estaba embarazada. Él se realizó una prueba de paternidad no invasiva, que le costó más de mil dólares americanos, en el laboratorio Vitagen Chile SpA.

Una prueba no invasiva de paternidad se trabaja con muestras de sangre de la embarazada y del varón que lo solicita. Las muestras del ingeniero y de la mujer fueron enviadas a una empresa canadiense, Prenatal Genetics Center para que determinara la paternidad del bebé.

El 8 de febrero le llegó un mensaje de Vitagen dando una conclusión críptica en inglés: “Podemos concluir que Pablo… no puede ser excluido como el padre biológico. Veinte minutos después, Pablo enviaba una respuesta, preguntando si él era o no el padre del bebé en el vientre de su expareja. La empresa le respondió: "Efectivamente usted es el padre”. Sin embargo, agregaron que el resultado no era absolutamente determinante. “Los resultados indican que no puede ser excluido como padre, puesto que para asegurar esto al 100% habría que testear a todos los hombres del mundo".

Tras esa afirmación, el chileno se reconcilió con su expareja y formaron una familia con el niño que nació el 5 de julio. Cuando nació, el hombre decidió realizarse un nuevo examen de paternidad. Esta vez, se recogieron muestras de saliva de él y el bebé. El examen dio 0% de probabilidad de ser el padre. Sorprendido, realizó un tercer examen. El resultado fue de 0% de compatibilidad con el menor.

Decidió hacerse un último examen de paternidad con la misma empresa a la que había contratado inicialmente, Vitagen de Chile. El 19 de julio le dieron la noticia de que él no era el padre biológico de la criatura. Habían pasado 5 meses en los que él había creído que era papá del bebé.

El chileno decidió demandar al laboratorio. La justicia de Chile condenó a Vitagen pagar una indemnización de más de 13 millones de dólares por los conceptos de daño patrimonial y daño moral. 

Te puede interesar