Atropello intencional deja 11 muertos y 43 heridos en China

El autor, un ciudadano chino, dijo que lo hizo “para vengarse de la sociedad”. Después de atropellarlos quiso rematarlos.

El autor, un ciudadano chino, dijo que lo hizo “para vengarse de la sociedad”. Después de atropellarlos quiso rematarlos.

Hoy en China un hombre atropelló intencionalmente a más de 50 personas en la plaza Hengyang. Luego de atropellarlas, Yang se bajó del vehículo y atacó a algunas personas con una pala y un cuchillo, dejándolas inconscientes por toda la plaza. Al menos 11 han muerto y se estima que hay 43 heridos. Dos se encuentran en estado crítico.

Yang, de 54 años, tiene antecedentes penales por tráfico de drogas, alteración del orden público y por lesiones de forma intencional, según la policía de China. El hombre declaró ante la policía que el ataque masivo con su todoterreno había sido causado por un profundo “deseo de venganza contra la sociedad”, según medios internacionales.

Se han designado equipos médicos para que puedan asistir a los heridos en los centros de salud. Los ciudadanos de China han elegido no mantenerse alejados de este violento ataque y han acudido a los hospitales a donar sangre y ayudar en labores de voluntariado.

Quiso rematar a los sobrevivientes del atropello


En China, los conductores que atropellan a alguien generalmente aseguran su muerte, ya que la legislación es más benevolente cuando las víctimas son mortales. Cuando la víctima sobrevive en el país asiático, el chofer culpable debe pagarle cuidados médicos durante el resto de su vida. Matar a alguien en un atropello en China tendrá un coste económico de entre 30 mil y 50 mil dólares. Pagar el tratamiento, podría costar hasta 400 mil dólares.

Lo mismo pasa con las penas privativas de la libertad. Estas son menos severas cuando la víctima está muerta, ya que se hace más difícil comprobar la culpabilidad del conductor, incluso si hay vídeos del atropello. Un caso viral de un remate tras un accidente vehicular en China, ocurrió en el 2011, cuando un camionero pasaba una y otra vez sobre el cuerpo de un niño. En el 2014, el 2015 y el 2017 se registraron casos similares.

 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO