EE. UU.: hierro le atravesó el cráneo a un niño de 10 años y sobrevive

El niño de camino al hospital decía: "Me voy a morir mamá". El accidente ocurrió en Estados Unidos.

El niño de camino al hospital decía: "Me voy a morir mamá". El accidente ocurrió en Estados Unidos.

En Estados Unidos, Xavier Cunningham fue atacado por un enjambre de abejas mientras estaba jugando en su casa del árbol, cerca a su vivienda ubicada en Harrisonville. Él cayó al suelo mientras pedía ayuda para que lo libraran de los insectos. Cuando su madre acudió a ayudarlo, él tenía una brocheta metálica para carne atravesada en la cabeza. Le había entrado por la mejilla y salía por encima del cuello, alrededor de unos 15 centímetros. 

Afortunadamente, no comprometió órganos vitales. No dañó su médula espinal ni los vasos sanguíneos. Su familia lo trasladó de urgencia al hospital de la ciudad de Kansas, en Estados Unidos. en el camino, el menor se aferró a su madre y le dijo: “Me voy a morir mamá”, según refiere Clarín.

Xavier Cunningham fue atendido por el personal de Estados Unidos. Aparentemente, la situación se habría complicado por la forma de la brocheta, que era de bordes cuadrados. Su extracción debía ser cuidadosa ya que si no salía limpiamente podrían dar muerte al menor. El médico del hospital calificó de milagroso el hecho de que el fierro no hubiera ocasionado más daño al menor. "Uno en un millón de estos casos pasa 13 o 15 centímetros por la cara hasta la parte trasera y no toca estas cosas", refirió Koji Ebersole, director de neurocirugía endovascular del hospital, según el medio citado.

Para preparar la operación debieron esperar hasta el día siguiente. Los padres se mantuvieron al pendiente de su hijo, cantando y cuidando su sueño, para que no se moviera la brocheta. Participaron cirujanos especializados en neurocirugía, oído, nariz y garganta. La operación resultó un éxito tal, que ha sido calificada de “milagrosa”. Los médicos del hospital de Estados Unidos no prevén más complicaciones, salvo la de que experimente cambios de voz, ya que el hierro estaba cerca de sus cuerdas vocales.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO