Uso excesivo de armas de fuego desencadena crisis humanitaria en Estados Unidos

Estados Unidos encabeza la lista de países industrializados donde se produce el mayor número de muertes por uso de armas de fuego.
 

12 Sep 2018 | 20:07 h

Estados Unidos encabeza la lista de países industrializados donde se produce el mayor número de muertes por uso de armas de fuego.
 

Cifras alarmantes en Estados Unidos. Aproximadamente 106 personas fallecen diariamente debido al uso de armas de fuego en el territorio americano, según las cifras reveladas por un estudio de la organización Amnistía Internacional este miércoles.

El informe de la organización internacional es fruto de datos recopilados en el 2016. En este se evidencia que Estados Unidos lidera las cifras de muertes producidas por armas de fuego en las naciones de primer mundo. Ante la magnitud de los datos, Amnistía Internacional señala que EE.UU se halla en una “crisis humanitaria”, ya que falla en su obligación de proteger y promover los derechos humanos señalados en la legislación internacional.

A lo largo del 2016, 38.658 habitantes de Estados Unidos fallecieron en incidentes relacionados con el uso de las armas de fuego, denuncia la ONG en el documento "En la línea de fuego. Derechos humanos y la crisis de la violencia con armas de fuego en Estados Unidos". 

Del total de muertes producidas por armas de fuego 22.938 fueron suicidios y 14.415 corresponden  a homicidios. Mientras que 495 casos fueron tipificados como accidentes, 510 como intervenciones legales y solo 300 casos fueron indeterminados.

Además, Amnistía Internacional señala que un total de 116.000 personas resultaron heridas por disparos en todo el territorio estadounidense. Esta cifra significa que diariamente 317 
personas son heridas con armas de fuego en Estados Unidos. 

El informe también denuncia  que 1.637 menores perdieron la vida a causa de las armas de fuego, de los cuales 862 fueron víctimas de un homicidio y 633 fueron registrados como suicidios. "Esto se debe, al menos en parte, al hecho de que unos 4,6 millones de niños viven en domicilios con armas cargadas y sin el seguro puesto", señala Amnistía Internacional.

Además, el informe evidencia que el fenómeno de violencia también posee un matiz racial, ya que los afroamericanos sufrieron el 58,5% de los homicidios documentados. 

Vale precisar que en Estados Unidos, muchos ciudadanos consideran que la posesión de un arma de fuego como un derecho inalienable y la legislación con respecto a  este tema es muy débil. Es más, en Estados Unidos  el derecho a la posesión de armas de fuego está condicionalmente garantizado por su Constitución.

El estudio de Amnistía Internacional señala que los 50 estados del país y el Distrito de Columbia permiten, de una u otra manera, portar una arma en público. Asimismo, hasta 30 estados permiten llevar armamento a la vista en público sin ningún tipo de licencia o permiso. A nivel federal evidencia que el Gobierno de Estados Unidos no cuenta con un mecanismo para la confiscación o entrega de armas de fuego ni siquiera cuando un juez ordena su incautación.

Asimismo, el estudio concluye brindando a Estados Unidos la recomendación de que regule adecuadamente la licencia, el registro y la restricción de ciertas armas.
 

Te puede interesar