Terremoto de 6,1 sacude las aguas de Nueva Caledonia

El Servicio de Alertas por Tsunami del Pacífico indicó que por el sismo en Nueva Caledonia "no hay alertas de tsunami". 

El Servicio de Alertas por Tsunami del Pacífico indicó que por el sismo en Nueva Caledonia "no hay alertas de tsunami". 

Este lunes, un sismo de magnitud 6,1 sacudió las aguas del sur-este de Nueva Caledonia, un territorio en Francia, situado en el Pacífico Sur

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que vigila la actividad sísmica mundial, localizó el hipocentro del seísmo a 10 kilómetros de profundidad.

La misma agencia situó el epicentro a 235 kilómetros al sureste de Tadine, localidad de las islas de la Lealtad, y a 375 al este de Noumea, en Nueva Caledonia.

El Servicio de Alertas por Tsunami del Pacífico Sur, que inicialmente midió la sacudida en magnitud 6,6, indicó que con base en todos los datos disponibles "no hay amenaza de tsunami".

Nueva Caledonia se encuentra cerca del llamado Anillo de Fuego del Pacífico y de los volcanes submarinos de la Cuenca de Lau, por lo que registra habitualmente sacudidas de origen sísmico.

Asimismo, el día de ayer, un terremoto de 6.9 de magnitud se sintió en Nueva Zelanda, específicamente en el archipiélago de Kermadec en el norte del país oceánico. Las autoridades aún no han informado sobre víctimas o daños y tampoco se ha dado alerta de tsunami.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), entidad vigilante de la actividad sísmica en el planeta, ubicó el epicentro del sismo a 111 kilómetros de profundidad bajo el lecho marino y a 708 kilómetros de Ngunguru, localidad del norte de Nueva Zelanda.

Esta zona se encuentra en plena falla tectónica del Cinturón de Fuego del Pacífico y se han podido registrar hasta 14.000 movimientos telúricos cada año. Sin embargo, solo entre 100 y 150 tienen la potencia para ser percibidos.

Mientras que el pasado 8 de septiembre, el terremoto de Japón, hasta los momentos, se ha cobrado la vida de 35 personas. Decenas de miles de rescatistas siguen buscando supervivientes atrapados en el barro.
La mayoría de los muertos se registraron en la pequeña localidad rural de Atsuma, donde un conjunto de viviendas quedaron destrozadas por el derrumbe de una ladera provocado por el terremoto, de magnitud 6,6. 

En medio de dos semanas, la tierra se ha tenido movimientos también en América Latina como en Ecuador, Chile, Colombia, Panamá, Perú y también Venezuela con magnitudes de casi 7 grados en la escala de Ritcher. 

Te puede interesar