Un centenar de venezolanos huye de Brasil tras linchamiento a su compatriota

Ante una ola de xenofobia que culminó con el asesinato de un venezolano, un centenar de ciudadanos del país llanero abandona Roraima.
 

Ante una ola de xenofobia que culminó con el asesinato de un venezolano, un centenar de ciudadanos del país llanero abandona Roraima.
 

El temor ha invadido la vida de los venezolanos que se asentaron en Roraima tras huir  de la crisis en Venezuela. El grado más alto de la manifestación de xenofobia llegó cuando un ciudadano venezolano fue asesinado a garrotazos el jueves 06 luego de ser acusado de asesinar a un brasileño.

Por ello, este lunes 104 venezolanos que vivían como refugiados en Roraima regresaron a su país en autobuses ofrecidos por una organización vinculada a la Iglesia Católica en Venezuela. Este es el segundo grupo que abandona Brasil, pues la semana pasada un grupo de 80 extranjeros decidió retornar a su tierra azuzados por el temor.

Los 184 ciudadanos venezolanos decidieron asentarse en la localidad caracterizada por la pobreza de Boa Vista, la misma que es la capital del estado de Roraima. La crisis en Venezuela los obligó a huir y aceptar vivir en viviendas improvisadas muy precarias, cuyos materiales principales eran maderas y plásticos.

La grave crisis política, social y económica que vive Venezuela ha obligado a cerca de tres millones de venezolanos a un éxodo histórico, según la Organización Internacional de Migraciones de la ONU (ACNUR). 

El retorno de este grupo de ciudadanos venezolanos cuenta con apoyo de las autoridades consulares venezolanas en Brasil, que garantizaron a quienes regresen voluntariamente su inclusión en programas sociales oficiales. 

Según los voceros del grupo que brindó el transporte, los ciudadanos repatriados serán acogidos en templos en Venezuela, en donde contarán con alimentación y ayuda para buscar empleo. 

Muchos de los venezolanos que decidieron retornar a su país señalaron que enfrentan dificultades en Brasil porque no fueron admitidos en los refugios ofrecidos por el Gobierno. Ante dicha situación solo les queda vivir en la calle mientras esperan cupos en los albergues.

Esta repatriación coincidió con una operación realizada en la madrugada de este domingo por el Ejército brasileño, que, en medio de un fuerte temporal en Boa Vista, recogió a decenas de inmigrantes que dormían en las calles y los condujo a diferentes albergues del Gobierno. 

El temor creciente obligó a este grupo de venezolanos a retornar al destino incierto que les espera bajo el mandato de Nicolás Maduro en su país. Los refugiados que vivían en las calles de Boa Vista manifestaron el temor de sufrir represalias tras el linchamiento a uno de sus compatriotas, luego de que este fue acusado de haber asesinado a un brasileño que lo perseguía tras un hurto no confirmado.

Según las autoridades brasileñas el incidente agravó el clima de tensión y de hostilidad hacia los venezolanos en Boa Vista, en donde los inmigrantes han denunciado hasta la presencia de hombres armados que disparan contra sus campamentos. 

El linchamiento ocurrió diez días después de que el presidente de Brasil, Michel Temer, anunciara la movilización del Ejército para reforzar la seguridad en la región fronteriza y en Boa Vista, tras una ataque de parte de la población local contra campamentos de inmigrantes venezolanos. 

Venezolanos en Brasil

De acuerdo con la Policía Federal, de 2015 a junio de 2018, un total de 56.740 venezolanos solicitaron refugio o residencia en Brasil, aunque es difícil precisar cuántos de ellos permanecen en el país. La disputa por los servicios públicos, que ya son escasos en la región, así como el aumento de la delincuencia en determinadas regiones de Boa Vista y Pacaraima, generan tensiones con la población local.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO