Madre e hijo luchan por sus vidas tras brutal ataque de jirafa

Una investigadora y su hijo se hallaban recorriendo una reserva de vida silvestre en Sudáfrica, cuando el ataque de una jirafa los hizo vivir la mayor tragedia de sus vidas.

Una investigadora y su hijo se hallaban recorriendo una reserva de vida silvestre en Sudáfrica, cuando el ataque de una jirafa los hizo vivir la mayor tragedia de sus vidas.

Salvaje ataque. Cuando el británico Sam Williams llegó junto a su esposa e hijo no pudo dar crédito a lo que veía. Completamente ensangrentados, Katy Williams, de 35 años, y su hijo de tres años, Finn, se encontraban a merced de los feroces mordiscos de una jirafa enloquecida

Según los últimos reportes, la jirafa se hallaba junto a su cría de dos meses durante el desafortunado encuentro. Posiblemente, su instinto silvestre consideró como amenaza la inocente presencia de la madre y su hijo. Y entonces se originó el aterrador encuentro.

La doctora Williams y su hijo Finn se encontraban cerca a su casa en Blyde Wildlife Estate, cerca de Hoedspruit (Sudáfrica), a la espera del regreso del Dr. Sam Williams, quien salió a su típico recorrido vespertino por las colinas que rodean la reserva natural con fines de investigación.

El ataque ocurrió a solo 150 yardas de su casa el lunes a las 6:00 p.m. Sam llegó oportunamente, ya que detuvo el ataque del furioso animal. De no ser por su aparición su esposa e hijo no hubiesen sobrevivido, ya que la jirafa se hallaba muy nerviosa y no daba tregua a los mordiscos en los cuerpos de sus víctimas.

Una vez que ahuyentó a la jirafa,  Sam Williams  llamó de inmediato a los servicios de emergencias. El equipo de rescate médico de Hoedspruit corrió a la escena para intentar ayudar, pero el estado de Katy Williams y Finn era muy grave por lo que fueron trasladados a un aeródromo local para esperar dos ambulancias aéreas en helicóptero desde Johannesburgo.

Familia víctima de ataque de jirafa

Sam Williams, Katty Williams y su hijo Finn. Los dos últimos fueron las víctimas del brutal ataque de una jirafa.

Finn fue el primero en ser auxiliado y trasladado hacia el Busamed Modderfontein Hospital en Johannesburgo. Acto seguido, su madre lo siguió el segundo helicóptero.

Finn se sometió a una operación en las primeras horas de la mañana del martes para liberar presión sobre su cerebro debido a las heridas sufridas en el ataque casi mortal.Su madre fue operada y se dice que ambos están en condición crítica, aunque más estables en comparación a la grave situación en la que llegaron.

El gerente de Blyde Wildlife Estate, Riaan Cilliers, confirmó el brutal ataque y mencionó que “todos estamos conmocionados por este triste incidente y aseguramos a la familia que están en nuestras oraciones".

También confirmó que la jirafa atacante iba acompañada de una cría de dos meses, por lo que es posible que dicha situación influyó en su comportamiento. 

A pesar de la ferocidad del ataque animal, Sam Williams es consciente de que no se trata de culpar la actitud del animal. Así, mediante un comunicado de prensa señaló que consideraba el incidente como un "desafortunado acto de la naturaleza" en el que la jirafa veía a su esposa e hijo como una amenaza para su cría.

Asimismo, la familia ha pedido al público y a los medios que respeten amablemente su privacidad durante "este momento tan difícil".
 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO