Madre y su bebé salieron a buscar agua pero fueron devorados por cocodrilo

Madre e hijo se vieron obligados a abandonar su vivienda para conseguir agua pero en el camino fueron devorados por un cocodrilo gigante.

Madre e hijo se vieron obligados a abandonar su vivienda para conseguir agua pero en el camino fueron devorados por un cocodrilo gigante.

Preocupados por no contar con agua para poder alimentarse y asearse, una mujer y su bebé de cinco meses de nacido acudieron a un lago al noreste de Uganda en África,  sin embargo, al llegar fueron atacados por un cocodrilo gigante, quien los devoró.

La muerte fue confirmada por las autoridades y el cuerpo fue encontrado a orillas del Lake Albert, el cual está situado en el Gran Valle del Rift. Cuya zona se ha visto afectada por la falta de agua y recursos naturales provocando que animales y personas se peleen por subsistir.

Tras el fallecimiento de la madre, las autoridades han expresado su preocupación por esta zona y han pedido a los pobladores no ingresar a zonas silvestres o hábitats de animales salvajes a fin de evitar este tipo de accidentes.

"Estamos aconsejando a la gente que evite las zonas donde se encuentran estos cocodrilos devorahombres", señaló a un medio local Bashir Hangi, el portavoz de Uganda Wildlife Authority (UWA).

Según trascendió personas que se encontraban cerca de la orilla del Lake Albert intentaron salvar a la madre y al bebé pero el cocodrilo se los llevó a las profundidades de las aguas.

"Los cocodrilos están en zonas de cría de peces, pero cuando los peces se agotan van a la superficie y atacan y se comen a los humanos", explicó Hangi.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO