Katherine Johnson, mujer detrás del éxito de Apolo 11, cumplió 100 años

Flavia Paredes
28 08 2018 | 03:51h

Johnson, reconocida por la Nasa como la mejor matemática que ha tenido, fue esquiva a la fama hasta que su vida llegó al cine con “Figuras ocultas”. 

A Katherine Johnson la fama le llegó tarde. La estadounidense, una de las científicas más importantes de su tiempo, llegó a los 100 años el último domingo. La física fue condecorada hace poco por la Nasa por sus trabajos prestados, reconocimiento tardío a su invaluable labor en la misión que llevó al hombre a la Luna: Apolo 11

Johnson, quien se describe como una fanática de contar las cosas, tomó esta capacidad para el cálculo para ingresar a trabajar a la agencia especial estadounidense. 

PUEDES VER NASA: asteroide pasaría muy cerca de la Tierra este miercoles

Katherine Johnson pertenecía a un grupo de la Nasa llamado, “Las computadoras humanas”, que estaba compuesto únicamente por mujeres afroamericanas. Ellas realizaban a mano todos los cálculos matemáticos necesarios para obtener las trayectorias de despegue y de reingreso de las naves en los años 1950 y 1960.

El grupo liderado por Johnson fue el encargado de ayudar a que la misión Apolo 11 llegue a buen puerto y a que Neil Armstrong pisara la Luna en 1969. Ellas también fueron las encargadas de fijar la trayectoria del primer viaje al espacio de un estadounidense, Alan Shepard (1961).

📊 Mathematician
💻 Human computer
📚 Author of scientific papers

Today, we celebrate the 100th birthday of Katherine Johnson, a trailblazer who calculated trajectories BY HAND that launched @NASA_Astronauts into orbit 🚀. #Happy100Katherine https://t.co/a0vY6bo6c5

— NASA (@NASA) 26 de agosto de 2018

Cuando la Nasa empezó a usar computadoras para la misión en que el astronauta John Gleen orbitó la Tierra por primera vez (1962), le pidieron verificar los cálculos. "Si ella dice que son buenos, entonces estoy listo para ir", dijo el astronauta, según recordó en una entrevista Johnson.

Johnson, física, científica espacial y matemática estadounidense, que acaba de cumplir 100 años, siempre ha defendido el trabajo duro, pero sobre todo de disfrutar de él. "Yo fui a trabajar contenta cada día durante 33 años. Nunca me levanté un día y dije: no quiero ir a trabajar". 
 

Video Recomendado