España: Cataluña aprueba ley contra el cambio climático

La Republica
Alonso Collantes

El Gobierno de Cataluña aprobó una ley de cambio climático para mejorar y probar otras energías renovables en Baleares. Es la primera norma de esta índole que se aplica en la región.

El Consejo del Govern de Cataluña aprobó una normativa exitosa de España que propone disminuir la cantidad de contaminantes hasta el año 2050. Así lo señala el objetivo de la ley de Cambio Climático y Transición energética de Baleares, cuyo proyecto fue admitido ayer y fue difundida por Marc Pons, conseller de Territorio, Energía y Movilidad de la región. 

Uno de los puntos fundamentales de esta medida es que, como parte del impulso de otras energías renovables, se procederá el cierre sistemático de las centrales térmicas más contaminantes de Baleares. Una de ellas, Es Murterar, ubicada en Mallorca, ya se encuentra en la mira del Govern así como Ibiza, Formentera y  Mahón. Asimismo, Pons destacó también que la normativa pasará por el Parlmanent para ser tramitado. 

PUEDES  VER Papa Francisco llegó a Irlanda en plena polémica por abusos del clero

El portavoz del gobierno catalán también expresó que este proyecto ha contado con la "participación de más de 2 mil voces de empresas, entidades sociales, asociaciones y particulares". De este modo, otro de los objetivos a cumplir a largo plazo son que en el año 2025 ya no deben circular vehículos diesel. 

Asimismo, cabe resaltar que para el 2025 también se implementarán 1.000 puntos de carga para vehículos eléctricos, puesto que, según Pons, el 35% de las emisiones de dióxido de carbono procede del tránsito rodado. De esta manera, también se ponen ponen lineamientos para la reducción de contaminación de los barcos y que las empresas grandes y medianas tengan que comunicar la "huella de carbono" para el 2020. 

Por último, Pons también destacó sobre esta normativa que es la primera de su clase que se aplica en Baleares en materia de temas medioambientales, que "busca una transición justa" así como que la ley supone "un cambio de paradigma". Esta medida se inspiró, además, en los famosos Acuerdos de París.