LO ÚLTIMO - ¡Reventó el pozo de la Tinka! Afortunado ganador se llevó más de 3,8 millones de soles

Sudáfrica: Cazadora causa indignación al mostrar jirafa muerta como trofeo [FOTOS]

La Republica

Con orgullo, una cazadora norteamericana muestra en redes sociales a la jirafa negra que mató en su paso por Sudáfrica.

Indignante. Una cazadora norteamericana ha despertado la ira de millones de personas en todas las redes sociales luego de que ella compartiera algunas fotos en las que se le ve muy orgullosa junto a la jirafa negra que mató.

Todo comenzó cuando Tess Thompson Talley, una mujer estadounidense, viajó a Sudáfrica para realizar – según ella – su máximo sueño: cazar. Por ello, no dudó en matar a una rara especie de jirafa negra y tomarse fotos con ella para luego presumirlas en sus redes sociales.

PUEDES VER Huancayo: denuncian envenenamiento de 11 canes

Sin embargo, son sonrisa se opacó por completo cuando un medio local de África publicó en Twitter todas las imágenes en las que aparecía con el animal abatido, exigiendo justicia y que se difundiera la información.

“Una blanca salvaje americana que es en parte neanderthal, viene a África y mata una jirafa negra muy rara, cortesía de la estupidez de Sudáfrica”, escribe en su publicación Africland Post. “Su nombre es Tess Thompson Talley. Por favor comparte”, añadió junto a las fotos de Thompson celebrando con lo que ella consideraba un logro.

A pesar de que las imágenes fueron publicadas hace casi un año por Tess Thompson, la descripción que le puso a sus fotos sigue generando indignación en las redes sociales.

“¡Las oraciones por mi búsqueda soñada, única en la vida, se hicieron realidad hoy! Descubrí esta jirafa negra que venía buscando hace bastante tiempo. Sabía que era la elegida. Tenía más de 18 años, 4000 libras y fui bendecida para poder obtener 2000 libras de carne de ella.”

Debido a las duras críticas que enfrentó después de las polémicas fotos que publicó, la cazadora decidió brindar declaraciones a Fox News para defenderse y justificar su acto.

“La jirafa que maté tenía 18 años, era demasiado vieja para reproducirse, y ese animal había matado a tres ejemplares más jóvenes que podían reproducirse, causando que la población de la reserva disminuyera. Ahora, con la jirafa más vieja muerta, los más jóvenes son capaces de seguir criando y pueden aumentar la población”.

jirafa muerta