Andrés López Obrador: El izquierdista que gana en las encuestas

La Republica
Redaccionlr

México. Andrés Manuel López Obrador es el favorito. AMLO, como lo llaman, tiene 85% de probabilidades de ganar. Otro sondeo le da 44% en las preferencias. Un tercero le asigna 37% y a su seguidor Anaya 31%. Corre primero hacia las elecciones del 1° de julio ¿Resistirá los últimos tramos?

A la tercera. El veterano izquierdista Andrés Manuel López Obrador vuelve a buscar la presidencia de México prometiendo acabar con la corrupción, pero sabe por experiencia propia que no será fácil pese a que lidera las encuestas. Trata por eso de suavizar su estilo criticado por sus detractores como populista y promete que a "la tercera es la vencida".

El político de 64 años es un viejo conocido en la política mexicana, pues ya buscó la presidencia en 2006 y 2012.

PUEDES VER Periodistas de investigación de Latinoamérica condenan violencia contra la prensa en México

Originario del estado de Tabasco y militante en sus inicios del exhegemónico PRI, posteriormente del PRD y ahora de Morena, el partido que él mismo fundó, López Obrador es una figura que polariza opiniones. Para sus simpatizantes es un hombre honesto y sencillo, sus detractores lo tachan de autoritario, demagogo y mesiánico.

Trabaja desde muy temprano. Como alcalde de Ciudad de México (2000-2006) institucionalizó una "mañanera", rueda de prensa que arrancaba al amanecer.

Quienes lo conocen aseguran que es muy religioso pero también se proclama fiel al prócer Benito Juárez, padre del férreo Estado laico mexicano. Por eso se especula si es católico o protestante: su partido evoca a la virgen de Guadalupe, pero se alió con un polémico partido de inspiración evangelista.

Cuando se le cuestiona sobre aborto o matrimonio igualitario, responde que serán materia de consultas populares. "La mayor de estas contradicciones está en el nombre de su hijo menor, Jesús Ernesto, llamado así por Jesucristo y Ernesto 'Che' Guevara", según el columnista Raymundo Rivapalacio.

Sus detractores más duros dicen que con AMLO, México sería otra Venezuela. "Nos inspiramos en lo mejor de nuestra historia. Ni chavismo, ni trumpismo", dice.

Él inició la campaña de 2006 con amplía ventaja pero perdió por 0,56% ante el conservador Felipe Calderón. Denunció presunto fraude, encabezó multitudinarias marchas y ocupó con sus seguidores durante semanas kilómetros del Paseo de la Reforma.

Con los años moderó su discurso y en 2012 arrancó tercero y quedó segundo detrás de Enrique Peña Nieto, del PRI. "A mí me gusta más el Andrés Manuel de ahora que el anterior", dice la senadora izquierdista Dolores Padierna.

Mientras que en 2006 atacaba sin tregua a sus adversarios, ahora pregona "amor y paz" y promete tender la mano y evitar rencores. "El famoso AMLO amoroso, que hasta habla de la república del amor. Es un cambio total", dice el diputado de Acción Nacional, Jorge Triana, uno de sus críticos.

La virtud del izquierdista, señala Martha Anaya, columnista de El Heraldo, es que ha sabido capitalizar el hartazgo de los mexicanos ante la corrupción que ha marcado al PRI. Algo similar a 1988, cuando el izquierdista Cuauhtémoc Cárdenas perdió una elección que se presume fraudulenta frente a Carlos Salinas.

Dardos en su contra

En el primer debate de los cinco candidatos todo fue dardos apuntando a AMLO. Fue señalado por su polémica propuesta de ofrecer amnistía a los criminales en aras de alcanzar la paz en México, que registra récord de violencia.

"Plantear el perdón a los criminales es una locura que generaría enorme violencia", dijo Ricardo Anaya, candidato conservador. Otro, José Antonio Meade, del PRI, lo acusó de que por su "ambición de poder" se ha convertido en "títere de los criminales". Él se defiende: "La amnistía no significa impunidad (...) vamos a convocar a expertos para elaborar el plan. ¡Estoy invitando hasta al papa!".

"López Obrador define la agenda de la elección, los otros candidatos no han logrado posicionar tema relevante", señaló el coordinador del Centro de Estudios Políticos de la UNAM, Khemvirg Puente.

Sobre la droga y el pedido a los inversionistas

AMLO propuso debatir la legalización de las droga. "¿Por qué no tratarlo?, y ¿por qué no -si eso es lo que conviene- aprobarlo y el gobierno llevarlo a cabo escuchando todas las voces?".

Explicó que busca atender las causas de la violencia en vez de centrar su estrategia en el uso de la fuerza, y señaló que sus adversarios -los independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, además de Anaya y Meade- "tienen un pensamiento conservador, todo va por medidas coercitivas. Es una concepción muy reaccionaria".

Consideró que la manera "más humana y eficaz" de abatir la violencia es combatiendo la pobreza y fortaleciendo valores. "Creemos que la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia".

Pidió a los inversionistas confiar en sus propuestas. "Señores inversionistas, esta propuesta se encamina a lograr un cambio ordenado y pacífico para el renacimiento de México... Tengan confianza. No somos rebeldes sin causa y tenemos palabra. No se dejen asustar".

Mario Vargas LLosa, escritor peruano

“Si hay una deriva electoral al populismo tendrá efecto muy negativo no solo para México, sino para América Latina... López Obrador se ha convertido en el abanderado del nacionalismo, de ese tipo de demagogias, podría llevar a México al desastre"