Chile: Más de dos mil profesionales con doctorado no tienen empleo

La Republica
Luiggi Diaz

Estudio revela que precariedad laboral afecta a miles de investigadores chilenos.

Un estudio hecho por la Asociación Nacional de Investigadores en Posgrado (Anip) de Chile indicó que la tasa de desempleo en doctorados aumentó y se contó en 2 278 graduados.

Al día de hoy, Chile cuenta con un total de 14 237 doctores, de los cuáles el 79% se encuentra ejerciendo, un 16% no cuenta con empleo y un 5% no práctica actividad alguna o por lo menos relacionada a su campo de conocimiento.

PUEDES VER Chile: Universidad habilita espacio para que alumnos duerman [FOTO]

Como consta en la ficha de la medición, el universo fue de 515 profesionales de diversas áreas de especialización, de los cuales un 79% se emplea en universidades y minoritario 5,2 % lo hace en empresas. La medición no distingue el tipo de universidad de procedencia, sea pública o privada.

La investigación se llevó a cabo entre los pasados 19 de enero y 16 marzo, y en relación con el año pasado, la tasa de personas sin trabajo que cuentan con este grado aumentó en 4%.

“Esto lanza alertas. Esto dice que mucha gente en ciencia realiza trabajo de 10 meses y durante el verano no reciben sueldo y tienen que mantenerse en enero y febrero con lo que ahorran en los meses laborales”, indicó al portal La Tercera de Chile, el vicepresidente de la Anip Roberto Muñoz.

Para Muñoz, la precariedad laboral es la principal causante de esta situación pues según el control llevado a cabo por su institución, de los que logran captar una plaza laboral, solo 25,1% tiene contrato indefinido y un 31,8% a plazo fijo, mientras que el 21,5% tiene contratos por  honorarios y un 16,6% emite boletas por honorarios sin la existencia de contrato de por medio.

Debido a esta situación, el día de ayer un grupo de 4 500 personas participaron en la “Marcha por la ciencia y el conocimiento”, iniciativa que tiene alcance mundial hasta en 500 países.

Con esta movilización se exige al gobierno chileno la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología que vele por la estabilidad laboral de los que se dedican a la investigación, esto en aras del desarrollo que puede alcanzar el país gracias a su promoción.

Organizadores de la marcha indicaron que toman como modelo la experiencia argentina en la que el Estado creó la carrera científica y se comprometió con asegurarles un puesto de trabajo en universidades.