VIRUELA DEL MONO - ¿Qué se sabe sobre el virus tras detectarse el primer caso en Perú?

Expulsan a venezolanos refugiados y queman sus pertenencias en Roraima [FOTOS]

La Republica

300 habitantes, de Mucajaí, incendiaron escuela abandonada donde se refugiaban inmigrantes venezolanos. Brasileño dijo estar "indignado con la presencia de estos".

Habitantes del pueblo de Mucajaí, en el sur de Roraima, estado brasileño en la frontera con Venezuela, expulsaron a un grupo de venezolanos de una escuela abandonada donde se habían refugiado y quemaron sus pertenencias en protesta por la muerte de un morador, divulgó este martes el portal de noticias G1.

PUEDES VER: Venezolanos forman "favelas" en Brasil y se genera crisis en Boa Vista

Según reseña el portal G1 de Brasil, el hecho se registró la noche de este lunes luego que un ciudadano brasileño de nombre Eulis Marinho de Souza (49 años) falleció en circunstancias aún no aclaradas, cuando se encontraba en el mismo lugar en el que se registró una riña entre dos venezolanos en la que también perdió la vida uno de los inmigrantes.

Durante la manifestación, en la que participaron unos 300 habitantes, los residentes entraron en una escuela abandonada donde se refugiaban los inmigrantes, destruyeron algunas pertenencias, prendieron fuego a otras y expulsaron a los cerca de 50 venezolanos que vivían en el sitio.

"Todos se fueron con miedo", dijo una comerciante testigo de los hechos y que pidió el anonimato.

Los inmigrantes salieron dejando atrás sus pertenencias y alimentos entre los que se encontraban varios paquetes de harina que fueron rasgados y esparcidos por el lugar.

Paulo Carvalho, uno de los organizadores de la protesta entrevistado por G1, no consideró los hechos como un acto de vandalismo. "Sólo prendimos fuego en ropa", aseguró.

Otro líder del grupo, el pastor Juan Bautista, dijo estar indignado con la presencia de los inmigrantes en la ciudad.

"No aguantamos más su presencia, queremos que las autoridades hagan algo, hay muchos robos en nuestra ciudad", afirmó.

La versión de los organizadores es que ellos prendieron fuego a algunas ropas cuando no había ningún venezolano en el edificio.

Los manifestantes también cerraron con llantas prendidas en fuego una de las principales vías de acceso al municipio que sólo fue liberada tras negociación con la Policía de Carreteras.

La manifestación, que comenzó al finalizar la tarde y se extendió durante la noche, no dejó registro de heridos ni detenidos, según informes de la Policía Militarizada divulgados por los medios.

El venezolano Juan Mariño que vivía en la escuela abandonada donde se refugiaban los venezolanos afectados dijo a G1 que las cerca de 50 personas que residían allí tienen miedo de volver.

"Estoy aquí trabajando, no soy criminal, es muy triste", dijo.

Este no es el primer ataque que sufren venezolanos en el estado de Roraima. En febrero pasado desconocidos arrojaran un cóctel molotov en una residencia en la que dormían trece inmigrantes venezolanos de la misma familia, incluyendo siete menores de edad.

Los hechos, que dejaron cuatro personas heridas, fueron condenados por sindicatos y organizaciones de derechos humanos.