Estados Unidos: la empresa que "esclaviza" a inmigrantes bajo terrible modalidad

En Estados Unidos hay millones de inmigrantes que trabajan bajo modalidad informal con la intención de conseguir dinero, pero terminan siendo explotados. 

8 Mar 2018 | 10:24 h

Muchos inmigrantes están en Estados Unidos con la intención de forjarse un mejor futuro lleno de oportunidades y trabajo; sin embargo, algunos se exponen a una terrible realidad al no encontrar las mejores condiciones a su favor, ya que no solo son perseguidos por el Servicio de Inmigración, sino que también algunos son explotados. 

Esta vez, nueva información salió a la luz respecto a una hacienda en Kansas, que según Mundo Hispánico, varios inmigrantes habrían trabajado prácticamente como esclavos con la intención de saldar una deuda con sus patrones, que cubrió el salario de los 'coyotes' que los llevaron como ilegales a Estados Unidos.

PUEDES VER California contra Donald Trump: "Esto es una declaración de guerra" [VIDEO]

Sin feriados ni seguro médico, sin pago de horas extras y ningún beneficio a su favor, así trabajaban en la hacienda Cattle Co. especializada en la crianza de becerros para granjas lecheras de los cuatro estados, y pese a los buenos ingresos que facturaban, no se hacían cargo ni de comprar las gafas de protección y más implementos de trabajo que necesitaban las personas que laboran allí. 

CASOS ALARMANTES

Esteban Cornejo es un mexicano que está en el país norteamericano sin permiso y trabajó limpiando los corrales de la granja durante 8 meses y se fue de Kansas en noviembre tras saldar una deuda que calcula fue alrededor de 7 mil dólares.

Conejo mostró el recibo a la Associated Press, donde indicaba que trabajó 182.5 horas, cobrando 10 dólares por cada hora en dos semanas, a un promedio de 15 horas diarias. Su sueldo bruto era 1,828,34 dólares, pero recibió un descuento de 1,300 para "pagar el avance en efectivo, que según el trabajador era un préstamo que la empresa le dio para traerlo al país.

Al final, Cornejo solo recibió 207,46 dólares, lo que equivale a poco más de un dólar por cada hora que trabajó. "Lo que hacen con esa pobre gente es esclavitud", manifestó Rachel Tovar, otra ex empleada para Associated Press.

Por su parte, el abogado que representa a la empresa, aclaró que las denuncias son falsas: "No hubo pago a traficantes y nunca los ha habido", indicó, dejando en claro que hay mucha gente interesada en trabajar "sin que haya que importarla".

Te puede interesar