CHAMPIONS LEAGUE - Hora, canal y todo lo que debes saber sobre la final entre Real Madrid y Liverpool PRECIO DEL HUEVO SE DISPARA - Advierten del cierre de granjas debido al aumento del precio de alimentos para aves

Fue condenado a muerte, pero un detalle hizo que se salve

La Republica
Laura Tarrillo

Intentaron durante dos horas y media ejecutarlo, pero no pudieron. ¿Qué sucedió?

Un hecho insólito ha sorprendido a los habitantes de Alabama. Se trata del caso de Doyle Lee Hamm, quien fue condenado a muerte por asesinar al recepcionista de un hotel cuando robó en 1987, pero un detalle hizo posible que se salve y continúe con vida.

Si bien EFE informó que intentaron ejecutarlo, durante más de dos horas no pudieron hallar una vena para la inyección. Ellos desistieron y ahora se tendrá que programar una nueva fecha, pues ya venció el plazo que otorgó el Tribunal Supremo de EE.UU. "Probablemente le han estado pinchando durante dos horas y media y no han podido hallar una vena, ¡como les llevo diciendo desde julio! Intolerable. Simplemente intolerable", manifestó Bernard Harcourt, su abogado.

PUEDES VER 

Doyle Lee Hamm tiene 61 años y, luego de una dura batalla legal, se ordenó la ejecución, pues su defensa intentó evitarla argumentando que en 2014 se le diagnosticó cáncer y que su tratamiento debilitó sus venas. Pese a esto, el Estado decretó que su situación cambió en 2016, cuando el linfoma había remitido, por lo que la orden de muerte sí era constitucional.

“Yo no calificaría necesariamente lo que nos ocurrió esta noche como un problema (...) La única indicación que tengo es que, en su criterio médico, fue más una cuestión de tiempo dado lo tarde que era”, fue la versión de un portavoz del Departamento de Correcciones de Alabama, sobre la suspensión de la ejecución.