Nicolás Maduro se aferra al poder y amenaza otra vez a la prensa 

La República
31 Jul 2017 | 13:13 h

Cada vez más solo.  El presidente culpó a la prensa libre por la ausencia de "dos o tres millones" que no votaron el domingo para la cuestionada Asamblea Constituyente. Una jornada electoral que ha sido rechazada por casi todos los países de América. El régimen amenazó con duras represalias contra la oposición. 

Caracas, EFE

El presidente Nicolás Maduro, aferrado cada vez más al poder a sangre y fuego, aseguró que alrededor de tres millones de venezolanos no acudieron este domingo a las urnas para las elecciones de la Asamblea Constituyente debido a las protestas opositoras y a una "campaña" de las televisiones que, afirmó, no dieron cobertura a los comicios.

"Yo calculo que más o menos a unos dos, tres millones de personas (...) se les impidió votar por las barricadas, por las quemas, por las balas, por las bombas, por la campaña de las televisoras privadas", dijo desde la sede del Poder Electoral en Caracas donde recibió un informe con el primer boletín oficial de las elecciones.

PUEDES VER Nicolás Maduro es sancionado financieramente por Estados Unidos

Maduro, cada vez más aislado internacionalmente y con menos apoyo popular en lo interno, dijo que los dueños de las televisoras privadas Venevisión y Televen "nuevamente se sumaron a la guerra", y "sacaban la campaña más infame de violencia", en alusión a las manifestaciones convocadas por la oposición para mostrar su rechazo a la Constituyente.

"La transmitían, ignoraron al pueblo votando", dijo Maduro, aseverando que estos medios privados no cubrieron la jornada electoral pero en cambio sí transmitieron las protestas opositoras en contra del proceso. En ese sentido, pidió "explicaciones públicas" por esta inacción que calificó de "inaceptable" y designó al vicepresidente, Tareck el Aissami, como la máxima autoridad para encargarse del caso.

Amenazas

"¿Están comprometidos con la Constitución de la democracia o tendremos que tomar decisiones severas con ustedes? No voy a permitir golpes de Estado, ni conspiraciones (...) mano dura, autoridad máxima en el cargo usted, vicepresidente ejecutivo, tenemos todos los instrumentos legales para que así sea", resaltó.

La elección de la Asamblea Nacional Constituyente el pasado domingo en medio de protestas dejó 160 muertos, según la Fiscalía, y 16 según la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con lo que la cifra de fallecidos asciende a 121 desde que el 1 de abril se iniciaron las manifestaciones a favor y en contra del Gobierno.

La MUD se negó a participar en este proceso, que consideró fraudulento, y que rechazaron varios actores de la sociedad venezolana y de la comunidad internacional; y cuyos resultados, además, no fueron reconocidos tampoco por la fiscal general, Luisa Ortega.

Yanquis go home

Por su parte, el Gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, le dio en la yema del gusto a Maduro cuando anunció sanciones a medias contra funcionarios del regimen venezolano.  

La Casa Blanca tomó la poco habitual decisión de sancionar directamente a un jefe de Estado, como lo hizo con Nicolás Maduro, pero evitó usar por ahora la medida más contundente contra el régimen venezolano: apuntar a las importaciones de petróleo y la compañía estatal PDVSA.

La medida congela todos los activos que Maduro pueda tener bajo jurisdicción estadounidense y prohíbe las transacciones financieras con él por ciudadanos de EE.UU.

De este modo, Maduro, que sustituyó en 2013 al fallecido Hugo Chávez como líder de la llamada "revolución bolivariana", se une a los trece funcionarios y exfuncionarios venezolanos sancionados anteriormente por alegados abusos de derechos humanos, corrupción y acciones para minar la democracia.

Trump sí dio el paso al frente de calificar sin ambages a Maduro como "dictador", algo que había evitado hasta ahora. Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, quien acompañó a McMaster, subrayó que "las elecciones ilegítimas de ayer confirman que Maduro es un dictador que ignora la voluntad del pueblo venezolano".

Sin embargo, EE.UU. evitó ir más lejos, como se había especulado, y aplicar medidas contra las importaciones de petróleo venezolano a Estados Unidos.

Este flujo es vital para la maltrecha economía venezolana, en un momento de profunda crisis y una inflación por encima del 700 % anual, ya que las ventas petroleras son el 92 % de sus exportaciones y el 40 % de ellas tienen como destino EE.UU.

Maduro rechazó las sanciones dictadas contra él por Washington y las utilizó para defender su maltrecha posición política.

"Estás con Trump o estás con Venezuela, estás con Trump o estás con la democracia, estás con Trump o estás con los pueblos libres del mundo, ahí esta la decisión, estás con Trump o estás con el mundo libre", dijo Maduro en una conferencia  televisada y transmitida de manera obligatoria en todo el país.

Extorsión para votar

Por su parte, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, anunció que ordenó el inicio de una investigación penal por el delito de lesa humanidad que considera se ha cometido con la elección a una Asamblea Nacional Constituyente por parte del Gobierno "y todo lo que ha ocasionado" como muertes y amenazas.

Agregó, asimismo, que "todo lo que ha ocasionado" esa convocatoria a la elección de una Constituyente, como muertes, homicidios y "extorsión de los funcionarios públicos" para obligar a la gente a votar representan delitos de lesa humanidad.

La fiscal señaló que el Ministerio Público ha recibido una importante cantidad de denuncias de personas que fueron obligadas a votar, que funcionarios públicos fueron amenazados y que otros ciudadanos recibieron la advertencia de que perderían beneficios sociales si se abstenían de participar en estos comicios.

"Eso yo no puedo, ni debo dejarlo impune", sentenció.

Dijo que en caso de que el presidente, Nicolás Maduro, cumpla con la amenaza que ya hizo, de separarla de su cargo a través de la asamblea constituyente que fue elegida ayer y que aún no se ha instado, podría acudir a instancias internacionales para denunciar estos delitos.

Señaló que tiene las pruebas de que 25 % de las 121 muertes que se han producido en el marco de la ola de protestas antigubernamentales que se desarrollan desde el 1 de abril fueron "producto de la acción de los cuerpos de seguridad del Estado".

También alertó que 40 % de esos fallecimientos son "responsabilidad de civiles armados que actúan en contra de los manifestantes".

"Esto sin contar las innumerables denuncias por torturas, lesiones, tratos crueles, detenciones arbitrarias, violaciones del domicilio y destrucción de la propiedad privada", agregó.

Odebrecht recibió US$ 30 mil millones por obras inconclusas

Venezuela pagó a la constructora brasileña Odebrecht 30.000 millones de dólares por 11 obras que aún no están finalizadas, reveló la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, que se comprometió a investigar este caso de "corrupción".

La titular del Ministerio Público ha abierto en las últimas semanas varias investigaciones contra dirigentes del Gobierno de Nicolás Maduro, después de su ruptura en abril con el oficialismo al denunciar una supuesta ruptura del "hilo constitucional" en el país por parte del Tribunal Supremo.

"¿Cómo se encuentran esas obras en la actualidad? A simple vista pueden constatar cómo están esas obras, paralizadas. ¿Quién se hace responsable? ¿A quién le reclamamos? ¿Quién le da la cara al país de ese desfalco?", aclaró sobre las obras encargadas a Odebrecht, que se ha visto implicada en escándalos de sobornos en varios países. 

Ortega lamentó las dificultades de los fiscales para acceder a las pruebas sobre el caso Odebrecht fuera del país, ya que los fiscales temen que el Gobierno les anule el pasaporte.

Video Recomendado