El fondo de emergencia es un anticipo ante imprevistos. Es un dinero que servirá para cubrir y hacer frente a gastos no presupuestados. Ante el incremento de trece días de aislamiento social obligatorio en nuestro país por el coronavirus, el director de la carrera de Administración y Finanzas de la Universidad Continental, Carlos Recuay Salazar, aconseja tener prudencia y adoptar las siguientes medidas para ayudar a mitigar los efectos en la economía doméstica.

1.- Canasta familiar:

El consumo de la canasta básica familiar debe de tener la prioridad, ya que con ello se asegura la supervivencia de las personas. Por ello, es recomendable no hacer adquisiciones de pánico, conocidas como compras “bunker”, las cuales aglomeran productos en casa que no son necesarios. Asimismo, las compras deben ser por semana ya que por cantidad las cosas son más baratas.

2.- Compras:

La elección de dónde comprar debe de ser la más cercana al domicilio, porque de lo contrario se debe considerar el costo de transporte, que en estos momentos resulta más caro y de poco acceso.

Cuarentena por coronavirus: ¿cómo manejar la economía en casa?

Puedes ver: CUARENTENA POR CORONAVIRUS: ¿CÓMO REALIZAR UN CONSUMO RESPONSABLE DE ENERGÍA?

3.- Prevención:

En este tipo de emergencias se debe de tener en cuenta la asignación de montos para adquirir medicinas. Como todavía no hay un tratamiento identificado para el COVID - 19, es necesario contar con alcohol y artículos de higiene personal que contribuyan a desinfectar y prevenir infecciones que complicarían el estado de salud de un integrante de la familia.

4.- Presupuesto:

Si tienen la necesidad de hacer algún ajuste en el presupuesto, háganlo de forma sensata, meditada y teniendo en cuenta todas las variables, como la evaluación de egresos e ingresos con los que se cuente.

Cuarentena por coronavirus: ¿cómo manejar la economía en casa?

Finalmente, el especialista aconseja que, de haber un crédito, se pida la reprogramación de pagos para alargar la deuda entre 30 a 90 días y postergar los intereses a futuro, que no afecten la calificación crediticia. “Siempre debe primar la cultura del ahorro como hábito en la familia, para afrontar cualquier situación de emergencia como la que ahora vivimos”, puntualizó.