La arquitectura destaca por su creatividad, pero sobre todo cuando combina estilos en perfecta armonía con la naturaleza que la rodea, sin afectarla; sino complementarla y volverla única. Eso es justamente lo que logró el centro de humedades Wasit en Sharjah, en los Emiratos Árabes Unidos. Un sitio destacable en uno de los premios Aga Khan de Arquitectura.

Según se conoció, el centro de humedales Wasit, en Sharjah, es un diseño que transformó un páramo en una joya arquitectónica y funcionó como un catalizador para la biodiversidad y la educación ambiental.

Puedes ver: ¿LA ARQUITECTURA DEBE TENER ARMONÍA CON LA NATURALEZA?

Diseño y arquitectura.

Y Si bien su ecosistema indígena ha sido restaurado, también ha demostrado ser un lugar popular para que los visitantes aprecien y aprendan sobre su entorno natural.

Metro Cuadrado El sitio sustenta una rica diversidad de especies de humedal. Su extensión que destaca por su armonía arquitectónica con la naturaleza está integrada por bajos de lodo, lagos, dunas, carrizales y matorrales leñosos albergan una vegetación diversa; y al menos 144 especies de aves, muchas de las cuales son migratorias.

Lee también: ¿MÓDULOS ANFIBIOS SERÍAN LA SOLUCIÓN EN ZONAS INUNDABLES DE PERÚ?

Armonía arquitectónica

Una reserva arquitectónica

En la reserva, están presentes varias especies casi amenazadas tales como el correlimos zarapitín (Calidris ferruginea), la aguja colipinta (Limosa lapponica), la aguja colinegra (Limosa limosa), el zarapito real (Numenius arquata) y el cormorán de Socotra (Phalacrocorax nigrogularis), clasificado como vulnerable a escala mundial.

Aguja Colinegra

Área protegida nacional

La reserva es propiedad del gobierno del emirato de Sharjah y fue declarada como Área Protegida Nacional en 2004. Se creó un centro de visitantes en noviembre de 2015 con fines de educación, sensibilización pública y ecoturismo.