La tendencia Shabby Chic es un estilo que nació en Gran Bretaña. El único estilo de las casas inglesas de campo se traslada a la ciudad, es por eso que la cualidad principal de esta decoración, es la mezcla de elementos antiguos con los actuales, su mismo nombre así lo determina ya que trata de mezclar lo desgastado o desaliñado (shabby) con lo distinguido o de moda (chic).

Los detalles sencillos y rústicos del campo, se trasladan a la ciudad

Esta fusión da paso a una decoración clásica pero romántica, permite utilizar muebles antiguos, da valor a los elementos naturales y del campo, aportándole la modernidad de las grandes y modernas ciudades inglesas. Conoce algunas claves para poder aplicar este estilo decorativo en tu casa.

Puedes ver: ¿SABES QUÉ ES EL DECO-ASEO DENTRO DEL DISEÑO DE INTERIORES?

Colores:

El color más dominante de este estilo es el blanco, el que se usa básicamente en paredes y en la mayoría de muebles. Otros colores que destacan son los colores pastel, el rosa, celeste, verde, beige son apropiados para acompañar y resaltar de los fondos blancos.

Los colores pastel son ideales para una decoración romántica

Romanticismo:

Un estilo que va más allá y puede convertirse en arte, ya que los muebles, cortinas, accesorios antiguos son revalorados y utilizados, dejando que siga ese aspecto viejo o desgastado se convine con una femenina decoración. Por ejemplo, muebles de madera casi siempre en tonos blancos con toques delicados en estampados de terciopelo y con flores en colores cálidos.

Puedes ver: ESTILO INDUSTRIAL PARA LA DECORACIÓN DE TU CASA

Elementos del campo:

Este toque rústico pero estilizado de armarios, aparadores, esa vieja mecedora, o la mesa de campo del abuelo, son perfectas para lijarlas y pintarlas del color que tenga más armonía con el proyecto shabby chic que se esté por emprender.

Muebles antiguos vuelven a estar vigentes

Viaje en el tiempo:

Por último, puedes también sumarle a tu decoración, composición ornamentos o elementos que sirvan o logren trasladarlo en el tiempo al verlos. Un teléfono antiguo o una pintura, lámparas de velas u otra luminaria que logre capturar un poco el siglo XIX.

Puedes ver: MANDALAS: UNA ALTERNATIVA DIFERENTE PARA DECORAR

Incorporar este estilo de decoración abraza el romanticismo inglés, su efecto nostálgico acompañado por esos detalles campiranos y rústicos, hará que tu hogar se destaque y tenga personalidad.