Llego el momento de adquirir una vivienda, y decidirse por cual es un gran dilema. Tomar la decisión involucra bastantes aspectos, como el estilo de vida, el dinero que puedes invertir, necesidades a cubrir y sobre todo la familia

Departamentos

Beneficios: Son ideales para las familias pequeñas, parejas jóvenes, estudiantes, personas mayores, o familias con pocos integrantes, optan por esta residencia, también se debe considerar el precio ya que al ser más pequeños, también son un poco más económicos, por lo que se podrá terminar el pago de este en un menor tiempo, pudiendo así realizar otras inversiones.

Familias pequeñas prefieren adquirir departamentos

El mantenimiento de los departamentos resulta ser un gasto compartido con todos los residentes del edificio, entonces las cuotas no son tan altas, lo mismo sucede con los gastos de limpieza, vigilancia y equipamiento. En cuanto a la seguridad, estos suelen ser menos vulnerables que las casas, ya que cuenta con la presencia constante de vigilancia, además existen más controles y protocolos establecidos que permiten un mayor control de ingreso de personas.

Puedes ver: ¿CONOCES LOS REQUISITOS PARA SACAR UNA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN?

Desventajas: Son áreas muy chicas, se tendrán áreas compartidas, acceso a poca iluminación, es posible que no existan espacios al aire libre. Si se desea o necesita hacer alguna modificación el propietario, deberá consultar e informar a sus vecinos.

Casa

Beneficios: Para las familias grandes, estos inmuebles, resultan ideales, ya que cuentan con un espacio mayor para que puedan ser habitados por una familia más numerosa, es ideal para los niños ya que tendrán un lugar más grande para realizar sus actividades. Posee distintas áreas personalizadas para cada actividad y necesidad, comedor, estudio, habitación de de juegos, dormitorios, etc.

Las familias más numerosas, requieren un mayor espacio, una casa es ideal para este tipo de familias

En el aspecto de la privacidad es notable que a diferencia de un departamento, en una casa no compartirás áreas comunes, cruzarte con los vecinos será menos frecuente, se evitarán ruidos molestos, entre otros. Si se necesitan hacer remodelaciones, es posible realizarlas sin consultarle o incomodar a alguien más, claro que esta modificación debe ser dentro de la propiedad.

Puedes ver: 7 PREGUNTAS QUE TE AYUDARÁN A ENCONTRAR LA ZONA IDEAL PARA VIVIR

Desventajas: A pesar que exista sistemas de vigilancia privada y personal de seguridad, que resguarde la zona, una casa es más vulnerable a los robos, por otro lado adquirir una casa requiere una mayor inversión, y su mantenimiento requiere también un monto más elevado.