En el invierno la temperatura desciende y se presentan numerosas lloviznas, originando que las estructuras y numerosas áreas de una vivienda se dañen, apareciendo moho y hongos que irán alojándose y se esparcirá, originando que el material se corroa y proliferen los malos olores. A continuación, unas recomendaciones:

Puedes ver: ¿Cómo construir una casa resistente a sismos?

· Ventilación: Es importante que durante la mañana se abran las ventanas y puertas, para que pueda ingresar el aire y evitar la acumulación de bacterias.

· Revisar filtraciones: El paso del tiempo puede originar que haya ranuras pronunciadas en los marcos de las ventanas y puertas, es importante revisarlas y repararlas, así se evitará el paso del frio.

Puedes ver: Diseño de interiores: ¿Es recomendable pintar en temporada de invierno?

· Proteger el techo: es importante colocar un revestimiento impermeable, que no va a permitir el paso del agua de la lluvia y protegerá del clima húmedo.

· Alfombras: si bien proporcionan calor, es importante no colocarlas cerca de puntos generadores de humedad como el baño, sótano, etc.

Puedes ver: ¿Qué debo tener en cuenta si voy a instalar un tanques de agua en casa?

· Moho: Se inicia con la presencia de manchas en las paredes o techos, luego empieza el intenso olor a humedad, es importante revisar frecuentemente la aparición de manchas, pueden ser signo de tuberías malogradas.

· Armarios: La humedad puede afectar los roperos, armarios, etc. produciendo un olor desagradable en la ropa. Se recomienda colocar saquitos pequeños de tela, que contengan arroz, en cada cajón y en las esquinas de los roperos.

Puedes ver: Sistema de videovigilancia: Consejos de seguridad para los negocios

· Deshumecedor: Son aparatos que reducen el nivel de humedad en el aire de la casa, mantenerlos encendidos durante unas horas, cuidará la salud y además protegerá las estructuras internas de la vivienda.