La Contra

Guerra en Ucrania: sin novedad en el frente

Carlo Bravo Ruiz lleva dos meses viajando por Ucrania y pude llegar a solo diez kilómetros del frente de batalla, en el poblado de Bashtanka.

Destrucción. Cientos de edificios de viviendas, escuelas, mercados, hospitales y otras instalaciones civiles fueron destruidas en Bashtanka por el cruento bombardeo ruso. El pueblo está casi vacío y pasarán años para su reconstrucción. Foto: Carlo Bravo Ruiz
Destrucción. Cientos de edificios de viviendas, escuelas, mercados, hospitales y otras instalaciones civiles fueron destruidas en Bashtanka por el cruento bombardeo ruso. El pueblo está casi vacío y pasarán años para su reconstrucción. Foto: Carlo Bravo Ruiz
La República

Texto y fotos: Carlo Bravo Ruiz

Hospital destruido

Unos aparatos de uso médico, recién adquiridos por el hospital de Bashtanka, quedaron destruidos tras el bombardeo de misiles y obuses lanzados por la artillería rusa. Casi toda la población huyó de la ciudad y nadie sabe cuándo podrán retornar.

Foto: Carlo Bravo Ruiz

Una pichanguita

El pasto está crecido por falta de cuidado, pero no es un impedimento para jugarse una pichanguita, incluso, cuando a lo lejos se escuchan algunas explosiones. Muchos se fueron al frente y algunos volvieron en ataúdes. La autoridades reconocen que cada día mueren de 100 a 300 soldados ucranianos en los enfrentamientos con los rusos.

Foto: Carlo Bravo Ruiz

Parque de paz

Dos escolares juegan vóley aprovechando los restos metálicos de un columpio. Los padres, hermanos y hasta abuelos de ambos niños se encuentran luchando en el frente y ya forman parte de una estadística más entre los caídos en defensa de la patria.

Foto: Carlo Bravo Ruiz