Cusco: la casa de Túpac Amaru II abre sus puertas

LR Sur

Inauguración. Ministro de Cultura Alejandro Neyra en la ceremonia de entrega de la casa.
Inauguración. Ministro de Cultura Alejandro Neyra en la ceremonia de entrega de la casa.

Patrimonio. La vivienda restaurada por la dirección de Cultura fue entregada a la comunidad de Surimana. Aquí nació, creció y se casó el rebelde caudillo indígena que intentó poner fin a los abusos de los españoles con la revolución.

La casa donde nació Tupac Amaru II abrió sus puertas para el mundo. El inmueble, ubicado en Surimana, provincia de Canas (Cusco) fue restaurado por la Dirección Desconcentrada de Cultura en Cusco. En el acto de entrega participaron la Premier Violeta Bermúdez y el ministro de Cultura Alejandro Neyra el martes pasado.

La casa tiene valor histórico. En este inmueble, el caudillo indígena nació en 1738, se bautizó y contrajo nupcias con Micaela Bastidas Phuyacawa, su pareja sentimental y socia de aventuras revolucionarias. Según Teresa Campos, sudirectora de Interculturalidad de la Dirección Desconcentrada de Cusco, después de la ejecución de José Gabriel Condorcanqui y toda su familia, los colonizadores ordenaron borrar todo rastro de ellos. Eso significó destruir esta vivienda. La reconstruyó el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado. Se entregó en los ochentas, sin embargo, el olvido hizo que nuevamente entre en ruinas.

Hoy la casa de adobe con techos de doble agua tejados luce nueva, con salas de exposición que guardan tejidos, vasijas, monturas de caballos, una escopeta que probablemente usaron los revolucionarios de Tupac Amaru.

Es martes 19 de mayo. Media tarde en Surimana a tres horas de viaje de la ciudad de Cusco. Una mala pasada de memoria y la primera ministra, en su discurso, confunde Surimana con Yurimaguas. Los pobladores la corrijen. Juan de Dios Palomino, vecino del poblado, admira el cambio radical de la vivienda.”Antes hasta se usaba como establo”, dice. Las llaves del bien se entregarán a la comunidad. Ellos dispondrán su uso para manifestaciones culturales y vivenciales. Tienen la misión de darle mantenimiento.

“Queremos mantener viva la casa. Así como los otros inmuebles considerados Patrimonio Cultural de la Nación en Cusco” dice Teresa Campos.

La casa de la revolución

A 45 minutos de Surimana, se encuentra la localidad de Tungasuka donde la DDC-Cusco realiza trabajos de restauración de otro inmueble del mártir cusqueño.

Los relatos históricos revelan que esta casa se encuentra en la plaza principal de Tungasuca. Sirvió como cuartel y punto de reunión de los rebeldes, donde se apresó al corregidor de la corona española, Antonio de Arriaga. El 10 de noviembre de 1780 lo llevaron al atrio del templo de San Felipe Apostol, a uno pasos del cuartel, para ejecutarlo.

Antes de la pandemia, se tenía en mente un circuito histórico-turístico denominado la ruta de Túpac Amaru. Abarca cinco provincias altoandinas de la región imperial: Canas, Canchis, Espinar, Chumbivilcas y Acomayo, Esos territorios los transitó el cacique reclutando hombres para su causa revolucionaria. Era secundado por su esposa Micaela Bastidas y su lugarteniente Tomasa Tito Condemayta. Se espera tiempos mejores para recuperarla.

Actualmente la DDC-Cusco, tiene 20 proyectos de intervención en viviendas, templos y lugares con valor histórico que pueden ayudar aportar a la industria del turismo.