PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Cómo va la manifestación convocada para este lunes 4 de julio? MINSA - Uso de mascarillas vuelve a ser obligatorio en espacios abiertos y cerrados

Clases que no están a la altura

Educación. En Puno, los niños siguen trepando cerros para oír las sesiones de Aprendo en casa. Aún no se termina de repartir las tablets y falta conectividad para acceder a internet, radio y TV.

Desde el inicio de la pandemia, marzo del 2020, así se educan los alumnos del José Antonio Encinas. Foto: Juan Carlos Cisneros / La República
Desde el inicio de la pandemia, marzo del 2020, así se educan los alumnos del José Antonio Encinas. Foto: Juan Carlos Cisneros / La República
La República

Texto y fotos: Juan Carlos Cisneros

Gaby Cutipa Mamani tiene 15 años. Para escuchar Aprendo en casa, con sus compañeros de aula, trepan un cerro aledaño a su vivienda para captar la señal de Radio Nacional. Ya en la cumbre, cubiertos con mascarillas, utilizan como sillas las rocas para atender las clases. Acá también captan internet en los celulares para mandar las tareas a sus maestros. Los trabajos los envían por WhatsApp. Desde el inicio de la pandemia, marzo del 2020, así se educan los alumnos del José Antonio Encinas. Esta institución educativa se encuentra en el centro poblado de Amparani-Acora, a hora y media de la ciudad de Puno.

Esfuerzo

En Amparani aún no llegaron las tablets prometidas por el Gobierno. Los padres optaron por comprar smartphones. Un buen equipo pasa de los S/ 500. Si en casa son más de dos hijos, la inversión es mayor, dice el alcalde Valeriano Cutipa. Además, deben recargarlo con datos y una recarga de S/ 5 les dura entre 3 y 4 días.

Clases a distancia en Amparani-Acora. Foto: Juan Carlos Cisneros / La República

Pese a todo, el cielo es el límite

Los escolares de la comunidad de Amparani captan señal de internet y radio en este cerro. Es el ejercicio de todos los días laborales, escalar para hacer sus quehaceres. Los maestros apelan a la creatividad para que no dejen de aprender.

Clases a distancia en Amparani-Acora. Foto: Juan Carlos Cisneros / La República

Problema

“En mi casa la señal de radio entra borrosa. Preferimos subir al cerro, ahí es buena”, nos dice Gaby Cutipa. A veces, se conectan con sus maestros por Google Meet. Ella siente que con la educación virtual aprende poco. Quisiera clases presenciales.

Clases a distancia en Amparani-Acora. Foto: Juan Carlos Cisneros / La República