EN VIVO - Elecciones 2021: Pedro Castillo ocupa el primer puesto en el boca de urna de América TV - Ipsos Perú

Puno: el camino a la ciudad perdida

Liubomir Fernández

LiubomirFF

17 Ene 2021 | 6:33 h
Amantani es una de las islas más grandes del lago Titicaca. Está habitada por una población esencialmente quechua que quiere apostar por el turismo. Foto: Juan Carlos Cisneros/La República
Amantani es una de las islas más grandes del lago Titicaca. Está habitada por una población esencialmente quechua que quiere apostar por el turismo. Foto: Juan Carlos Cisneros/La República

Misterio. Amantani es una de las islas más grandes del lago que comparten Perú y Bolivia. Ahí se encontró un túnel subterráneo cuyo destino es desconocido. Las mentes fantasiosas quieren encontrar la ciudad perdida dentro del lago mediante este túnel. Los más realistas piensan que es un centro de almacenamiento. El tiempo lo dirá.

Texto: Liubomir Fernández

Fotos: Juan Carlos Cisneros

Anastasio Pacompia Mamani tiene 87 años. Lo consideran uno de los pobladores de mayor edad en Amantani, una de las islas más pobladas del Lago Titicaca.

“Acá es, yo bajé con dos velas. Una se apagó y con otra salí. El recorrido era extenso. Daba miedo”, nos dice el longevo poblador para describir esta ruta cuyo paradero es insospechado. ¿Dónde desembocará? En la ciudad perdida dentro del lago. Por estudios del lado boliviano, las aguas del lago tienen sumergidas vestigios de antiguas civilizaciones. Varios historiadores especulan. Señalan que estos caminos escondidos eran comunes en el imperio incaico. Los usaban como medios de escape, a puntos ceremoniales o conectaban con una determinada localidad importante.

El acceso al túnel está rodeado de habitaciones y muros de piedra. Años atrás ahí funcionaba la comisaría. Según el alcalde Amantani, Marcelino Yucra Pacompia, al lugar se le conocía como “Inka Sala”. También se cree que era un lugar de recepción o almacenamiento.

Los isleños, durante años, quisieron identificar el recorrido del pasaje. Su imaginación les hace pensar que se trata de un camino rumbo a una fantástica ciudad pérdida que naufragó en el lago. Una conexión con Cusco. Estas historias se despejarán cuando se descubra su longitud.

Los isleños, durante años, quisieron identificar el recorrido del pasaje. Foto: Juan Carlos Cisneros/La República.

Durante años, los tenientes gobernadores de Amantani buscaron testimonios de los más ancianos. El relato de Anastasio Pacompia les ayudó mucho.

“Primero se baja unas gradas. Luego el camino el recto y hay pendientes”, aseguró Anastasio.

El alcalde de Puno, Martín Ticona, indicó que ya se cuenta con el antropólogo y arqueológico que reabrirán el camino escondido. Faltan los permisos de Cultura.

Marcelino Yucra, explicó que este camino descubierto servirá para cimentar el circuito turístico de Pachatata y Pachamama, ubicados en la cumbre de la isla. Estos lugares no solo ofrecen una vista espectacular del lago, también son centros ceremoniales donde el tercer jueves de enero hay un ritual por los frutos que ofrece la tierra.

Los isleños están convencidos que la chinkana, no es un simple pasaje, es el nuevo camino a su pasado. Eduardo Yucra Mamani, subprefecto de Amantani, precisa que en varios puntos de la isla hay centros ceremoniales y vestigios conectados entre sí por estas rutas. Cree que el hallazgo permitirá saber la antigüedad de su cultura. Los ancianos que indican que sus antepasados no se acercaban al lugar porque presumían que el camino te transportaba hacia otra dimensión. Por eso lo clausuraron hace 100 años.