Naturaleza que desafía al COVID-19

26 Sep 2020 | 3:59 h
Jonás, un shipibo de la comunidad Santa Clara, quien padeció con su familia de la COVID-19. Se recuperaron con plantas medicinales y el ayahuasca. (Foto: Aldair Mejía/La República)
Jonás, un shipibo de la comunidad Santa Clara, quien padeció con su familia de la COVID-19. Se recuperaron con plantas medicinales y el ayahuasca. (Foto: Aldair Mejía/La República)

Sobreviviente. Jonás (26) es un shipibo de la comunidad Santa Clara que tuvo la COVID-19 junto con su familia 5 meses. Ellos se automedicaron con plantas medicinales y el ayahuasca. Hoy está bien, pero le tomó tiempo recuperarse.

(Texto y fotos: Aldair Mejía)

Ancestral

Jonás ha hecho de la sanación una forma de vida. Al final de la jornada se relaja con tabaco.

Natural

Con aceite a base de plantas se limpia el cuerpo antes de la sesión para un paciente con COVID-19.

PUEDES VER Hasta el 31 de octubre tres provincias seguirán en cuarentena focalizada

Ritual

Jonás vierte un líquido que limpia el alma y protege del mal a una paciente, en este caso su hija.

Confianza

Esta hoja llamada matico es una planta medicinal que Jonás, y quienes creen en él, usan para protegerse del virus que genera la pandemia.

PUEDES VER “¿Presidente, puede vivir con 3 soles?”: mujer reclama porque su mamá con COVID-19 recibe ínfima pensión

Respiro

Jonás bebe masato después de terminar una de sus sesiones de terapia natural. Por estar llena de proteínas, esa bebida es primordial para él y sus hermanos.

PUEDES VER Detectan más de 200 casos positivos a COVID-19 en zona militar de Tacna

Entorno

La naturaleza y su inmensidad acoge a Jonás y su hogar y le ofrece una despensa de medicinas ancestrales. Las plantas de matico y algodón, por ejemplo, están a su alcance.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.

Video Recomendado

Lazy loaded component