La Contra

Casa Hogar Santa María de la Caridad: resistir para sobrevivir

Vulnerables. En esta pandemia, los octogenarios acogidos en la casa hogar Santa María de la Caridad, en el Callao, fueron uno de los blancos del virus.

La Republica
Refugio. La casa hogar Santa María de la Caridad alberga a adultos mayores ignorados por la sociedad, abandonados por sus familiares y deambulan por las calles del Callao. Esta precariedad se ha agravado con la llegada de la epidemia. Foto: John Reyes.

Texto y fotos: John Reyes

Respaldo

Las geriatras acompañan y atienden a los adultos mayores del albergue durante su constante y difícil lucha contra el Covid-19. No siempre vencieron, pero a veces lo lograron.

Descanso

Al llegar al mediodía, los ancianos se reúnen en el comedor para recibir su almuerzo al compás de boleros relajantes. Las penas suelen disiparse en ese instante.

Solos

En su mirada puede notarse las secuelas de haber sufrido abandono. La resignación es efímera.

Ausencia

En un rincón permanecen las urnas con las cenizas de las víctimas del virus. Ya no llaman la atención de nadie.

Evasión

Cualquier circunstancia les permite tener la ocasión de soltar una sonrisa. Todo vale para escapar de la depresión.

Fortaleza

Más de uno se las arregla para no depender de nadie, y tener esa energía ha contribuido a su sobrevivencia.