LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer

Frederick Nua: “Yo respeto mucho al Perú, es un país de oportunidades”

Canadiense ha creado empresa de aromaterapia y remedios para el cuerpo con productos naturales.

Vamos a estar en todas las grandes ciudades del Perú, como Cusco y Arequipa, en pocos meses. También queremos ir al mercado externo.
Vamos a estar en todas las grandes ciudades del Perú, como Cusco y Arequipa, en pocos meses. También queremos ir al mercado externo.

Frederick Benhamron es un canadiense quien, como muy pocos, descubrió la riqueza que contiene la selva peruana en plantas medicinales y decidió crear la empresa NUA y hacer del Perú su nueva patria y futuro.

¿Qué te inspiró para crear NUA?

Lo que yo deseaba hacer es lo que los indígenas de antaño hacían, ellos creaban sus propias medicinas. NUA fue idea mía, porque era y es mi sueño. NUA es un creador de aromas y sensaciones, de insumos que pueden aliviar el dolor de cabeza y otros males, sin la necesidad de consumir productos farmacéuticos.

¿Qué tipos de productos son los que crea NUA?

Bueno, tenemos un laboratorio en Tarapoto. Ahí hemos elaborado muchos aceites esenciales, como palo santo, muña y otras. Tenemos una línea de 25 aceites esenciales, por ejemplo, el palo santo era utilizado tradicionalmente por los incas para purificar y limpiar el espíritu de las energías negativas y se ha hecho famoso por su distintiva fragancia edificante y sus poderes curativos. Induce a la meditación y a la búsqueda espiritual.

¿Por qué decidiste explorar oportunidades en el Perú?

Cuando salí de la universidad, decidí hacer un voluntariado que me dio la oportunidad de viajar a varios países, entre ellos a el Perú. Por seis meses me dieron la oportunidad de trabajar en la ciudad de Tarapoto, en un centro que trabajaba con diversas plantas medicinales. A mí siempre me han fascinado las plantas y sus remedios naturales. Aprendí cómo las comunidades indígenas preparaban sus propias medicinas.

¿Para ti qué significa entonces el Perú?

He descubierto muchas maravillas siendo un extranjero. Yo descubrí que todos los productos que queremos tanto y estamos dispuestos a pagar un precio muy alto en Canadá y en Europa, como lo son los aceites, el aguaje y productos como la quinua, cacao, etc., acá, en el Perú, ni los consumen. Ni siquiera tienen idea de la maravilla que son.

¿Cuán difícil fue iniciar tu proyecto?

Acá es algo delicado porque hay mucha industria farmacéutica fuerte y es una competencia muy complicada. Y las personas poco a poco descubren los aceites vegetales. Crear una empresa en un país extranjero como el Perú no es muy fácil, se necesita mucha determinación. Creo que el ingrediente más importante es la pasión.

¿Cómo ves en unos años a NUA?

Queremos ser líderes en el mercado peruano, en el sector de la aromaterapia de remedios para el cuerpo a base solo de productos naturales, queremos poder compartir los beneficios con la gente peruana que no sabe de la existencia de estos productos, además de cuidar la selva y hacer participar a las comunidades indígenas.