Rumi Cevallos

Hospital para Quillabamba

“Los pacientes son derivados al Cusco y en las 6 u 8 horas de viaje, en situaciones de emergencia, muchas veces llegan sin vida”.

Rumi Cevallos
09 Abr 2019 | 1:05 h

El hospital debería tener especialistas y equipamiento para las operaciones. Al carecer de ello, los pacientes son derivados al Cusco y en las 6 u 8 horas de viaje, en situaciones de emergencia, muchas veces llegan sin vida.

Al hospital de EsSalud de Quillabamba, La Convención, Cusco, le bajaron el dedo con la reducción de H1 a H4 en su categoría.

Significa que quienes decidieron bajarle de nivel al hospital creen que su servicios no son muy demandados o que la calidad de la atención prestada para el nivel que ostentaba no se equipara con tal.

¿Y qué implica bajarle de categoría? Significa aminorar los servicios médicos a miles de personas que se atienden allí, con menores oportunidades quirúrgicas y de atención especializada.

Debe ser al revés y no castigarse a los 39.080 afiliados a EsSalud en esta parte del país, según señala una carta de Noé Ugarte, presidente del Frente de Defensa de los Asegurados de EsSalud en La Convención, publicada en La República.

La reducción de categoría del citado nosocomio va en detrimento de los asegurados quillabambinos. El hospital debería tener especialistas y equipamiento para las operaciones. Al carecer de ello, los pacientes son derivados al Cusco y en las 6 u 8 horas de viaje, en situaciones de emergencia, muchas veces llegan sin vida.

Los asegurados quillabambinos exigen la reconsideración de esa decisión e ir más allá, con la construcción de un hospital que tenga todos sus implementos y los atienda en adecuadas condiciones.

La decisión de reducir la categoría partió de una gerencia de EsSalud en Lima, y debe revertirse. El compromiso para edificar un nuevo hospital está en manos del directorio de EsSalud, bajo la presidencia ejecutiva de Fiorella Molinelli.

Video Recomendado

Lazy loaded component