Lluis Homar: “Estoy totalmente agradecido con Pedro Almodóvar”

La República
21 Feb. 2019 | 21:00h
Lluís Homar | Actor

Homar se presentó en el ‘IV Festival de teatro Temporada Alta’ que organiza la Alianza Francesa y la embajada de Francia, que irá hasta el 24 de febrero.

Conocido por sus papeles en La mala educación y Los abrazos rotos de Pedro Almodóvar. Ganó un Goya por su actuación en Eva en el 2012 y ha trabajado con grandes exponentes del cine, teatro y televisión.

¿Segunda vez que vienes a Perú?

Sí, estuve aquí por primera vez en el 2005 participando en Mariposa negra de Francisco Lombardi. Hice una colaboración en la película que era una coproducción con Cataluña.

¿Cómo fue trabajar con Lombardi?

Tengo un recuerdo muy profesional. La historia de la película era muy rica y bastante potente. Yo mayormente he trabajo en el teatro, pero percibes cuando alguien tiene pedigrí en el mundo del cine, por decirlo así.

PUEDES VER Obras de teatro en contenedores de barco

¿Qué te parece el teatro y el cine peruano?

Conozco poco del teatro peruano, y sobre el cine, lo digo con la boca pequeña, no soy muy cinéfilo.

¿En serio?

Sí, yo participo del cine, pero yo no estoy al tanto de todo lo que se hace. Te lo digo con sinceridad, no puedo hacerte una valoración. Como también me pasa que tampoco lo podría hacer de los últimos años en España porque he hecho menos cine y estoy más involucrado con el teatro.

A lo largo de tu carrera, ¿qué personaje te ha gustado interpretar del cine, teatro y televisión?

Depende. Tengo experiencias preciosas en los tres. Mi casa es el teatro, sobre todo porque ahora puedo elegir qué quiero hacer, con quién y cuándo. En el cine tengo recuerdos hermosos: mi primera película con Almodóvar, La mala educación, el trabajo con Gary Oldman en una película llamada The BackWoods y cuando interpreté al papa Alejandro VI en Los Borgia.

PUEDES VER #IngresoLibre Se proyecta la película 'La boca del lobo'

Yalitza Aparicio no tenía experiencia en la actuación y compite en los Óscar a mejor actriz. ¿Qué opinas de su nominación?

Me parece fantástico. Es muy sano que suceda. Desde un punto de vista creativo, deconstruir el oficio de actor a veces con personas que no han hecho ese recorrido nos ofrece algo que, a lo mejor, a los que se supone somos actores y actrices, nos viene bien esa especie de sacudida. Y no solo lo veo bien, lo veo útil.

Publicaste un libro biográfico y la prensa dijo que te habías sentido en el infierno cuando actuaste en Los abrazos rotos con Almodóvar. ¿Es cierto?

Fue sacado de contexto. El libro es un ajuste de cuentas conmigo mismo, no con Almodóvar. Un periodista leyó solo un capítulo e hizo una valoración que no se ajusta a nada. Algo que no me gusta en la vida es la posición de víctima. Me siento responsable del cielo y del infierno que describo.

¿Aprendiste con Almodóvar pese a lo que sentiste con él?

Absolutamente, es que la vida es esto. No pretendo decir que pasó, sino cómo lo viví. Es una obra totalmente subjetiva. Aprendo más cuando las cosas suceden como no lo has imaginado, esas son las grandes oportunidades, es por eso que estoy totalmente agradecido con Almodóvar.