Rumi Cevallos

Ya están en sus puestos

“Trabajar con ética, con manos limpias. Ejecutar los proyectos con eficiencia y eficacia. Y transversal a lo anterior, que todo lo que se ejecute sea de alta calidad”".

Rumi Cevallos
11 Ene 2019 | 20:15 h

"Los 25 gobernadores y los 1.874 alcaldes lo deben tener muy claro. Trabajar con ética, con manos limpias. Ejecutar los proyectos con eficiencia y eficacia. Y transversal a lo anterior, que todo lo que se ejecute sea de alta calidad". 

Se dio la partida en la gestión de 25 gobernadores regionales y de 1.874 alcaldes entre provinciales y distritales en el Perú. Muchas autoridades reciben su gestión con proyectos inconclusos, como los del sur de Lima, de la anterior gestión municipal. Obras paralizadas como el del tan esperado Hospital Antonio Lorena y la vÍa Expresa en el Cusco, entre otras en el país. 

Los gobernadores y alcaldes deben lograr sus objetivos, dentro de un marco de transparencia y un adecuado uso de los recursos, en el tiempo proyectado y en las mejores condiciones.

Es momento de que las autoridades y los nuevos funcionarios interioricen cuatro conceptos clave: ética, eficiencia, eficacia y calidad.

La ética, muy necesaria para la vida misma y sustentada en los valores, en la transparencia, en el tener las manos limpias. Siempre.

Eficiencia en todo momento; es decir, hacer uso adecuado de los recursos, económicos, tiempo, etc., en la ejecución de un proyecto. 

Eficacia, que implica el logro del objetivo trazado, el de la entidad que dirige. Es decir, culminar lo planeado en el tiempo previsto y con un uso adecuado de los recursos.

Calidad. Una palabra poderosa, transversal a los cuatro conceptos antes señalados. Algo muy importante, acostumbrarse a hacer las cosas bien a la primera, porque la sumatoria de todo lo hecho bien a la primera, permitirá lograr la excelencia.

Los 25 gobernadores y los 1.874 alcaldes lo deben tener muy claro. Trabajar con ética, con manos limpias. Ejecutar los proyectos con eficiencia y eficacia. Y transversal a lo anterior, que todo lo que se ejecute sea de alta calidad.